Euskadi y Galicia renuevan sus lazos en un homenaje a Castelao en el parque Europa de Bilbao

Los asistentes al homenaje, junto a la escultura del hórreo./BBB
Los asistentes al homenaje, junto a la escultura del hórreo. / BBB

Al acto acudieron la presidenta del PNV en Bizkaia, Itsaso Atutxa, el presidente de la Fundacion Sabino Arana, Juan María Atutxa, y el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Euskadi y Galicia reforzaron este domingo los lazos socioculturales y políticos que los unen en una ofrenda foral a Alfonso Daniel Manuel Rodríguez Castelao, considerado el padre de la patria gallega. En el homenaje, celebrado frente a la escultura de un hórreo inaugurada inaugurada hace 22 años en el parque Europa del barrio de Txurdinaga, participaron el presidente de la Fundacion Sabino Arana, Juan María Atutxa, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y la presidenta de la hermandad de centros gallegos en Euskadi, Pilar Rodríguez.

Los colores de las banderas gallega y vasca se entrelazaban en los ramos de flores depositados bajo la escultura para simbolizar «las buenas relaciones que siempre han existido entre ambas comunidades», en palabras de la propia Rodríguez. Una sintonía que, según aseguró, ha sido siempre la principal caracteristica desde que hace un siglo se generalizara la inmigración de población gallega a Euskadi atraída por el auge industrial, «y que se mantiene hoy día a pesar de que muchas de aquellas personas ya han fallecido o retornado a sus pueblos de origen tras su jubilación». Lo hace a través de las segundas, «terceras e incluso cuartas generaciones, que también se interesan por el folclore y la cultura de la tierra de sus mayores y que están sabiendo fusionarla con la vasca».

La presidenta de la irmandade de centros gallegos en Euskadi defendió en ese sentido la defensa de los valores de ambas culturas y se preocupó por el riesgo de que se pierda una parte importante del legado de Castelao que se conservaba en el hospital donde falleció, el 7 de enero de 1950 en Buenos Aires, en su exilio argentino, «que era propiedad del centro gallego de Argentina pero que ha pasado a manos privadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos