Dejan en la ruina a una octogenaria de Bilbao al estafarle 116.000 euros con la compra de libros de medicina

Dejan en la ruina a una octogenaria de Bilbao al estafarle 116.000 euros con la compra de libros de medicina

La Ertzaintza ha detectado en los últimos tres meses en la capital vizcaína cinco casos de timos a personas mayores en la venta a domicilio

ELCORREO.COM

La Ertzaintza ha detectado en los últimos tres meses en Bilbao cinco estafas mediante ventas fraudulentas realizadas a domicilio de personas de edad avanzada que, «condicionados por actitudes agresivas o engañosas de los vendedores, realizan compras innecesarias», han informado fuentes del Departamento de Seguridad. El caso más flagrante ocurrió el pasado mes de enero: una mujer octogenaria se quedó arruinada y endeudada tras concatenar distintos contratos de compra de libros a lo largo de varios años por valor de más de 116.000 euros. En concreto, fue engañada para que comprara anualmente actualizaciones de una colección de manuales sobre medicina. En otros casos los estafadores vendieron dos colchones de baja calidad por 1.700 euros, mientras que otra víctima entregó 1.500 euros a cambio de una serie de libros.

A finales del pasado año la Ertzaintza ya alertó de situaciones similares que se estaban produciendo en Euskadi, entonces cuatro personas fueron detenidas y a una treintena se les abrieron diligencias en calidad de investigadas.

Los cinco casos registrados en la capital vizcaína desde diciembre llevan a la Ertzaintza a alertar a la ciudadanía sobre este tipo de ventas fraudulentas a domicilio. Concretamente, en Bilbao, en los casos constatados los vendendores acudían a los domicilios de personas octogenarias y con deterioro cognitivo y se aprovechaban de su vulnerabilidad para inducirles a la compra de libros o colchones principalmente. «En el transcurso de los contactos, la actitud persuasiva de los comerciales coaccionaba a las víctimas para efectuar contratos fraudulentos, llegando a comprar productos a un precio muy superior al valor real de mercado», señalan las mismas fuentes.

Comerciales varones y en pareja

En general, los comerciales suelen ser varones, acuden en pareja, en ocasiones con citas concertadas por teléfono y si no abordando la víctima en el propio domicilio o inmediaciones. Se muestran muy amables y persuasivos, hasta el punto de conseguir vender a las víctimas «objetos que no necesitan y que son claramente de inferior valor al que abonan, a veces al contado y otras firmando métodos de financiación, sin ser realmente conscientes del contenido de los mismos». Normalmente estos contratos están ligados a entidades financieras de crédito que comprometen a la víctima a realizar pagos periódicos que pueden prolongarse durante años, anque también se dan casos de pagos inmediatos. La entrega del producto se hace minutos después de cerrar la operación.

Durante el año pasado la Ertzaintza abrió veinticinco atestados relacionados con esta tipología de delitos en Bizkaia y Gipuzkoa, se practicaron cuatro arrestos y se abrieron diligencias como investigadas a una treintena de personas.

Recomendaciones

No permitir
la entrada en el domicilio a ninguna persona cuyo servicio no haya sido solicitado.
No firmar
ningún documento cuando se tengan sospechas. Tener en cuenta que una firma puede conllevar un contrato o una financiación bancaria.
Solicitar toda la información
o documentación para leerla con calma y poder recibir asesoramiento de familiares o amistades.
Alertar
a personas del entorno en caso de duda o sospecha.
Evitar
tomar decisiones precipitadas. Disponer del tiempo necesario para determinar si el artículo es de nuestro interés.
No pagar
en metálico a la persona vendedora.
No facilitar
datos personales telefónicamente.
Es posible desistir
de la compra en un plazo de 14 días.
LLamar al 112
ante cualquier sospecha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos