La estación de tren de Gernika, castigada por las fuertes lluvias

Los viandantes tienen que dar zancadas para poder avanzar entre las balsas de agua

elcorreo.tv