La estación de tren de Gernika, castigada por las fuertes lluvias

Los viandantes tienen que dar zancadas para poder avanzar entre las balsas de agua tras el desbordamiento del río Oka

ELCORREO.COM

Las intensas lluvias desataron este jueves la alarma en Gernika y afectaron al tráfico rodado y al servicio de tren, que fue suspendido entre la localidad y Muxika.

Los bidones y maderas arrastrados por el agua a las vías obligaron a cortar el servicio. Los Bomberos de la Diputación de Bizkaia también tuvieron que intervenir para rescatar a varias personas que viajaban en coches particulares por la BI635 entre Gernika y Muxika y que han quedado atrapados en las balsas de agua formadas en la carretera.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos