El Correo

De Guindos dice que la moratoria a los desahucios se prorrogará en mayo

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. / Efe
  • El ministro de Economía señala que será cuando venza el plazo actualmente en vigor, aunque ha insistido en que la solución al problema de los desahucios sólo llegará con la recuperación económica y del empleo

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado este miércoles que el Gobierno prorrogará la moratoria de dos años de los lanzamientos hipotecarios el próximo mes de mayo, cuando venza el plazo actualmente en vigor, aunque ha insistido en que la solución al problema de los desahucios sólo llegará con la recuperación económica y del empleo.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, el portavoz adjunto de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela, ha planteado una interpelación a De Guindos sobre las medidas que aún es necesario adoptar para resolver el drama de los desahucios.

Así, aunque durante su primera intervención el ministro ha insistido en que cuando se acerque el mes de mayo y el fin de la actual moratoria el Gobierno "considerará extender" la medida, en el turno de réplica ha ido más lejos al afirmar que "en mayo de 2015, cuando se llegue al límite temporal de la moratoria, también se va a aprobar" una prórroga.

En el mismo sentido, ha confirmado lo que ha avanzó este martes en el Senado de que se extenderá también una prórroga del Fondo Social de Vivienda (FSV) durante un año adicional a partir del próximo 1 de enero, y que se está estudiando la "extensión" de su ámbito de aplicación para cubrir situaciones excepcionales.

Volver al crecimiento

En cualquier caso, el ministro está convencido de que el problema de los desahucios sólo se solventará "de verdad" cuando la economía vuelva a crecer y se genere empleo, algo que ya se ve más cerca, como a su juicio demuestran los cinco trimestres consecutivos de aumento del PIB, la creación de casi 550.000 puestos de trabajo en seis meses, la bajada "leve pero consecutiva" durante seis trimestres del paro y las subidas interanuales durante nueve meses de las afiliaciones a la Seguridad Social.

"Y espero, y esto convencido de que los datos del cuarto trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) también refrenderán esta tendencia", ha añadido De Guindos, para quien "lo importante por tanto es la vuelta al crecimiento y a la generación de empleo".

No obstante, también ha señalado que "nadie podrá decir que el Gobierno se ha olvidado de las personas durante este tiempo en el que se ha dado la vuelta a la situación económica" ya que en estos tres años de legislatura se han tomado muchas medidas en una "triple dirección": dar respuesta a las familias más vulnerables, modificar la legislación para que esta situación no se repita en el futuro y trabajar por la recuperación económica.

"Pero no es fácil cuando la economía está en plano inclinado, con una desaceleración de más del 2% y con una destrucción de empleo de la intensidad que teníamos. El problema inicial era de tal magnitud que, efectivamente, hubo que tomar medidas, y este Gobierno lo hizo", ha reiterado De Guindos, recordando que el 65% de los desahucios se derivan de contratos firmados entre 2005 y 2008, cuando gobernaba el PSOE y las burbujas de crédito e inmobiliaria se sumaron a otros desequilibrios de la economía que desembocaron en la crisis de empleo y una imposibilidad para las familias de hacer frente a su endeudamiento.

Han dado resultados

A renglón seguido, ha expuesto los resultados de estas decisiones: 26.000 familias beneficiadas, que "son insuficientes pero no son pocas", de las que 10.000 han conseguido una reestructuración de su deuda y otras 3.000 una dación en pago. Además, 1.400 familias han firmado un alquiler social mediante el Fondo Social de Viviendas, cuyos requisitos de acceso también se han flexibilizado y que será prorrogado un año más.

En este punto, el ministro ha resaltado que estas soluciones se ofrecieron a pesar de que el Gobierno se enfrentaba a la "peor crisis de la Historia moderna" y que lo hizo afrontando tanto las vertientes financieras y económicas como la atención social a las familias afectadas por la comercialización de productos "inadecuados" como ciertas hipotecas o las participaciones preferentes.

Y el fruto de dos años y medio de trabajo, ha concluido, ha sido que el sistema bancario se ha "dado la vuelta" y actualmente está "en condiciones de volver a prestar" con más transparencia. Finalmente, De Guindos ha defendido la actual configuración del mercado hipotecario, que ha permitido que el 80% de las viviendas en España estén en propiedad y que la morosidad sólo sea del 6% -superior a la de hace unos años pero que se va "estabilizando e incluso reduciendo"-.

Sus prioridades son "obscenas"

Sin embargo, para Coscubiela todos estos argumentos demuestran que las prioridades del Gobierno son "obscenas", ya que se pone el interés de los mercados financieros por delante de las necesidades de las familias, y se actúa únicamente "a remolque de la lucha social" y planteando "falsas soluciones" que no son más que "campañas de marketing político".

"Los activistas, con su acción cotidiana y su lucha, han hecho bastante más por las familias que este Gobierno, y ésa es su principal vergüenza", ha añadido el diputado catalán, contrastando los 1.135 desahucios paralizados y las 1.138 familias realojadas que ha conseguido la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) con los datos de Economía, que ni siquiera ha conseguido evitar que los casos sigan aumentando.

En este sentido, ha reprochado al ministro que sólo mire al pasado, "echando la pelota" al Gobierno anterior por mucho que tenga su cuota de responsabilidad, y al futuro, fiando la resolución de este problema a una recuperación económica que aún tardará en llegar y que con la "precarización" del mercado laboral ni siquiera tiene por qué ser una respuesta real a los afectados.

El diputado de ICV ha proclamado a renglón seguido que "hay alternativas viables y equilibradas" que pasan por presentar una ley de Segunda Oportunidad para que las familias puedan "recuperar su vida" y no queden atadas a una deuda eterna, que se prorrogue de manera indefinida la moratoria y se amplíen las condiciones de acceso, que se acepte la conversión de la hipoteca en un alquiler social, que se permita un acceso más amplio al Fondo Social de Vivienda, que se reforme el Código de Buenas Prácticas para que sean los deudores los que elijan su solución y para permitir el arbitraje y la mediación, y que se reforme la legislación hipotecaria y civil para evitar las prácticas abusivas que aún se siguen produciendo.

"Estas son las preguntas que muchas familias quieren que usted responda. Todo lo que no sea decir qué van a hacer es no asumir su responsabilidad. No nos explique lo que pasó entre 2005 y 2008, que nos lo ha explicado centenares de veces. Eso a lo mejor le sirve para ir pegando tiritos en esta Cámara pero no para resolver el problema de las familias", ha zanjado Coscubiela.