El Correo

Luz verde a la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas

vídeo

Fátima Bañez. / Foto: Emilio Naranjo (Efe) | Vídeo: Europa Press

  • El documento aprobado por el Consejo de Ministros dotará a España de un marco común de referencia que permitirá armonizar las distintas actuaciones que se están desarrollando tanto en el ámbito público como en el privado

El Gobierno ha aprobado la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas 2014-2020, un documento que dotará a España de un marco común de referencia que permitirá armonizar las distintas actuaciones que, en relación a la RSE, se están desarrollando tanto en el ámbito público como en el privado.

Precisamente, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros , la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado que esta estrategia contribuirá a "apoyar el desarrollo de prácticas responsables de las organizaciones públicas y privadas para que sean un motor para la competitivad del país".

La Estrategia Española de RSE parte de seis principios -competitividad, cohesión social, creación de valor compartido, sostenibilidad, transparencia y voluntariedad-, marca cuatro objetivos estratégicos y diez líneas de actuación, como promover la RSE como elemento impulsor de organizaciones más sostenibles, integrar la RSE en la educación, la formación y la investigación, Buen Gobierno y transparencia, gestión responsable de los recursos humanos y fomento del empleo o Inversión socialmente responsable e I+D+i, entre otras.

Prácticas responsables

El objetivo final pasa por apoyar el desarrollo de las prácticas responsables de las organizaciones públicas y privadas con el fin de que se constituyan en un motor significativo de la competitividad del país y de su transformación hacia una sociedad y una economía más productiva, sostenible e integradora.

El documento incluye, además, en su parte final, una clasificación de las 60 medidas que contempla según su prioridad (doce son de prioridad muy alta, 18 son de prioridad alta y 30 son de prioridad media) y determina qué entidades son las encargadas de impulsar y poner en marcha cada una de las actuaciones.

Además, y con el objeto de hacer un seguimiento de cada una de las medidas, la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas realizará un informe anual que se presentará al Consejo Estatal de la Responsabilidad Social de las Empresas y a la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales para su posterior evaluación.