El Correo

La banca europea redujo un 20% sus activos durante la crisis

Fajos de billetes.
Fajos de billetes. / Daniel Roland (Afp)
  • España elevó el peso del sector financiero al 341% del PIB en 2013 desde el 334% en 2008, por encima de la media del 279% de la eurozona

La crisis económica y financiera que entre 2008 y 2013 amenazó incluso la supervivencia de la propia zona euro ha pasado una significativa factura al sector bancario de la región, que vio caer durante este periodo un 20% el total de sus activos, hasta 26,8 billones de euros, y un 11% el número de instituciones de crédito, hasta 5.948 entidades, según refleja un informe sobre el sector elaborado por el Banco Central Europeo (BCE).

En concreto, si el número de entidades en el conjunto de la zona euro en 2008 era de 6.690, cinco años después la cifra había caído a 5.948, un 2,5% por debajo de la cifra de 2012. De este modo, respecto al año pasado se registró un descenso de 152 entidades y un total de 742 entre 2008 y 2013. En el caso de las entidades domésticas, la eurozona contaba al cierre de 2013 con un total de 5.248 instituciones, un 12,4% menos que las 5.992 existentes en 2008. Por su parte, en 2013 se registraban un total de 700 entidades extranjeras, frente a las 698 de 2008.

Durante la crisis, Grecia, Chipre y España registraron los mayores descensos en el número de instituciones como consecuencia de los procesos de "reestructuración y consolidación" de sus respectivos sectores bancarios, mientras también se observaron descensos notables en Finlandia, Francia, Italia y Portugal.

En el caso de España, a cierre de 2013 se registraba un total de 204 entidades domésticas, un 27,6% menos que en 2008, lo que supone el tercer mayor descenso relativo de toda la eurozona, tras el 45,9% de Chipre y el 41,6% de Grecia. Asimismo, España contaba en 2013 con un total de 85 representaciones de entidades extranjeras, frente a las 85 existentes a cierre de 2008.

6,7 billones menos en activos

En cuanto al volumen de activos, el sector bancario de la zona euro acumulaba al cierre de 2013 un total de 26,8 billones de euros, un 9,4% menos que en 2012 y un 11% por debajo de los 33,5 billones al cierre de 2008 como consecuencia principalmente de la reducción de las posiciones en derivados de las grandes entidades en el marco del saneamiento y desapalancamiento de sus balances.

En estos cinco años, el mayor recorte en términos relativos del valor de los activos se observó en Estonia y Chipre, donde se registraron descensos del 51% y el 46% respectivamente, mientras que, por el contrario, en Finlandia y Malta el dato repuntó un 35% y un 13% respectivamente.

En cuanto a los activos de los bancos domésticos de la zona euro, su importe disminuyó en 2013 a 23,1 billones de euros, frente a los 25,3 billones de 2012 y un 18,4% por debajo del dato de 2008, cuando sumaban 28,3 billones. Por su parte, los activos de entidades extranjeras sumaban en 2013 3,7 billones, un 28,8% menos que al comienzo de la crisis.

En el caso de España, los activos del sectror bancario sumaban a cierre de 2013 un total de 3,48 billones de euros, de los que 3,27 billones correspondían a entidades domésticas y 0,21 billones a extranjeras, lo que representa un descenso del 4,1% respecto a los 3,63 billones de 2008.

El sector bancario español se mantiene como el tercero de la eurozona

De este modo, el sector bancario de España se mantiene como el tercero mayor de toda la eurozona en términos absolutos, sólo por detrás de Alemania, con 6,7 billones de euros en activos y Francia, con 6,3 billones, y por delante de los 2,6 billones de Italia, la tercera mayor economía de la región. En el extremo opuesto, los sistemas bancarios de los representantes bálticos de la zona euro, Estonia y Letonia, contaban apenas con 21.000 y 29.000 millones de euros respectivamente, convirtiéndose en los más pequeños entre los 18 países del euro.

Sin embargo, al relacionar el volumen de activos del sector con el Producto Interior Bruto (PIB), Luxemburgo pasa a ocupar la primera posición con un peso equivalente al 1.579% de su PIB, seguido de Malta (693%), Irlanda (481%) y Chipre (409%). Así, España quedaría relegada al séptimo lugar de la zona euro con un peso del sector bancario del 341% del PIB en 2013, aunque sería el único país entre los 18, junto a Finlandia, Portugal y Grecia, donde este peso de la banca en relación al PIB ha crecido en comparación a 2008, cuando el sector representaba el 334% del PIB en España.

En el conjunto de la zona euro, el sector bancario representaba en 2013 el 279% del PIB de la región, frente al 361% en 2008. De este porcentaje, el peso de los bancos domésticos era del 241% y del 38% en el caso de filiales extranjeras.