El Correo

El grupo CNA admite que se equivocó en los cálculos al adquirir Fagor

Cartel de Fagor.
Cartel de Fagor. / Efe
  • La compañía catalana anuncia una importante reestructuración para intentar mantener al menos una parte de la actividad

El grupo catalán CNA ha admitido hoy, a través de un comunicado, que se equivocó en sus cálculos al adquirir a mediados de 2014 los activos del grupo Fagor Electrodomésticos, que se encontraba en situación de quiebra. La compañía solicitó la pasada semana el preconcurso para Fagor-CNA ante la delicada situación de tesorería en la que ha entrado la empresa y las reticencias de la banca a ampliar las líneas de financiación.

La empresa ha reconocido hoy que tras hacerse con las factorías de Garagarza y Eskoriatza en Gipuzkoa y la de Edesa en la localidad vizcaína de Basauri, llegó a la conclusión de que para alcanzar la rentabilidad era necesaria una inversión muy superior a la que habían estimado. Incluso, que también era necesario conseguir un volumen de ventas y producción más elevado y que ya consideran «de difícil consecución en un futuro cercano».

La compañía catalana afirma en su comunicado que a pesar de haber inyectado en la compañía 20 millones de euros adicionales, no ha sido posible situarla en una posición de rentabilidad. «Los costes de producción y de la estructura fabril son muy elevados», concluyen.

También confirman que han decidido presentar el preconcurso para ganar tiempo y plantear una reestructuración que se presume importante, con el objetivo de reducir la producción y también la estructura fabril y de plantilla.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate