El Correo

España tendrá el déficit más elevado de todos los países de la UE este año

  • El FMI estima que el descuadre será del 3,3%, frente al 3,1% previsto por el Ejecutivo, y anticipa que en 2018 se desviará medio punto

El déficit público sigue siendo el Talón de Aquiles de la economía española, a pesar de la mejoría de los últimos años. Las cuentas de las administraciones volverán a incumplir el objetivo marcado por el Gobierno para este ejercicio y el próximo, según estima el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el que se indica que el descuadre del presupuesto será del 3,3% del PIB durante 2017.

Será el déficit más alto entre las grandes potencias de la UE y se situará por encima de la media de la zona euro. En concreto, podría llegar a duplicar el 1,7% previsto para el conjunto de países del área monetaria común. No hay un solo estado comunitario que vaya a superar el descuadre de las cuentas públicas españolas, en las que no se computan las ayudas a la banca al cuantificar este dato.

Otros vecinos en crisis, como Portugal, Grecia o Irlanda, han alcanzado los objetivos marcados por Bruselas. El Fondo prevé que sus déficit se sitúen en el 1,9%, el 1,5% y el 0,5%, respectivamente. Solo se aproximará a las cifras españolas el déficit de Francia, que cerraría el año en el 3,2%. Por su parte, el de Italia se situará en el 2,4% y Alemania volvería a culminar el ejercicio con superávit, por cuarto año consecutivo, esta vez del 0,6%.

La nueva estimación es un varapalo para el Gobierno después de que ayer apuntara que la economía crecerá al 2,6% este año, tres décimas por encima de lo calculado inicialmente. Sin embargo, en el campo de la consolidación fiscal, el FMI no ve tan claro el cumplimiento de las metas pactadas con la UE.

Hasta ahora, el Ejecutivo anticipaba que el déficit de este año bajaría al 3,1%, esto es, dos décimas menos de lo que ahora estima el Fondo, quien calcula que en 2018 este ratio se situará en el 2,7%, lo que supone cinco décimas más de lo previsto por el Gobierno. La desviación será mucho más pronunciada el próximo año, cuando se reducen las expectativas de crecimiento. Porque el FMI estima que el medio punto que se desacelerará el PIB en ese ejercicio –pasará a crecer un 2,1%– será el mismo porcentaje en que el déficit se descontrole.

Ampliar la base del IVA

El Fondo apuesta por una consolidación gradual, al indicar que «en España podría lograrse un ajuste fiscal favorable al crecimiento ampliando la base del IVA y aumentando los impuestos especiales» así como los gravámenes medioambientales. El cumplimiento del déficit ha sido la asignatura pendiente de España desde que comenzó la crisis. La Comisión Europea se ha visto obligada a revisar la senda de estabilidad en varias ocasiones. España sí aprobó el examen del 2016 por primera vez en la recesión.

Peor aún será la evolución de la deuda pública, un ratio que para este año representará el 98,5% del PIB. El ritmo de reducción será muy lento si se compara con las referencias que existían en 2008, cuando equivalía a apenas un 39%. También se encuentra muy lejos de llegar al objetivo marcado por la UE, que se sitúa en el 60%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate