El Correo

La eurozona registró en enero un déficit comercial de 600 millones de euros

La eurozona registró en enero un déficit comercial de 600 millones de euros.
La eurozona registró en enero un déficit comercial de 600 millones de euros.
  • Tal dato contrasta con el superávit de 4.800 millones de enero del 2016

La eurozona registró en enero de este año un déficit en el comercio de bienes de 600 millones euros, frente al superávit de 4.800 millones de enero del 2016, debido al mayor incremento de las importaciones frente al aumento de las exportaciones, según los datos de la agencia europea de estadística Eurostat.

En concreto, las exportaciones de bienes del conjunto de países de la zona euro en enero crecieron un 13%, hasta los 163.900 millones de euros, mientras que las importaciones se incrementaron en un 17%, para alcanzar los 164.500 millones.

Por otro lado, el comercio de bienes entre los socios de la moneda única alcanzó los 145.700 millones, tras crecer un 10% en enero con respecto al mismo mes de 2016.

En 2016, la eurozona registró un superávit de 271.900 millones, en comparación con el saldo positivo de 238.700 millones de 2015. El comercio interior de bienes creció un 1% el año pasado, hasta los 1,7 billones.

Con respecto al conjunto del bloque comunitario, las exportaciones de la Unión Europea aumentaron un 16% en enero, hasta los 141.200 millones de euros, y las importaciones de bienes crecieron un 18%, para alcanzar los 157.400 millones.

De esta forma, la UE registró un déficit de 16.200 millones en el comercio de bienes con el resto del mundo, frente al déficit de 12.100 millones que obtuvo en enero de 2016. El comercio de bienes entre los Veintiocho se expandió un 10% y rebasó los 262.000 millones.

En el conjunto de 2016, las exportaciones de bienes de la UE se contrajeron un 2% y las importaciones disminuyeron un 1%, resultando en un superávit de 37.700 millones, mientras que el comercio interno fue de 3,1 billones, un 1% más que en 2015.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate