El Correo

Diputaciones y Gobierno vasco analizan hoy el mal comportamiento de la recaudación de impuestos

Será la primera reunión del Consejo Vasco de Finanzas presidida por Pedro Azpiazu.
Será la primera reunión del Consejo Vasco de Finanzas presidida por Pedro Azpiazu.
  • En 2016 las haciendas forales ingresaron 544 millones menos de lo presupuestado

Los diputados generales de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa se han citado hoy en Vitoria con el consejero de Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, para analizar lo que sucedió el pasado año con la recaudación de impuestos en Euskadi. Las cosas no fueron bien. No hubo desastre, pero se rozó. Se trata de la reunión ordinaria del Consejo Vasco de Finanzas, que es el órgano oficial en el que las cuatro instituciones hablan de dinero. De cuánto hay y de cómo se reparte.

El encuentro permite, precisamente, levantar un acta formal sobre los 12.953,8 millones de euros que se recaudaron el pasado año en impuestos en Euskadi y también de la aportación que cada Diputación debe hacer para sostener el Presupuesto del Gobierno vasco. Hasta hoy y desde principios de 2016, lo que las diputaciones han entregado al Ejecutivo de Vitoria para que pueda financiar sus gastos son meras entregas a cuenta. Ahora llega la liquidación, la factura final.

Pero más allá de los formalismos y de la burocracia, la reunión tiene algo de sesión colectiva de espiritismo y de lamerse las heridas. Éstas últimas se han producido porque los cálculos que las cuatro instituciones hicieron en octubre de 2015 para elaborar sus presupuestos se han revelado como muy alejados de la realidad. Preveían un aumento de ingresos para 2016 en el entorno del 7% y el incremento apenas ha alcanzado el 2,7%%. Traducido a cifras rotundas, ha supuesto recaudar 544 millones de euros menos de lo previsto. Un roto en toda regla.

El consejero de Hacienda y las diputaciones han dejado para hoy el análisis de las claves de esta evolución, que están ligadas a un mal comportamiento de la recaudación por IVA y también al descenso de los beneficios empresariales, lo que ha provocado un hundimiento del Impuesto de Sociedades. A pesar de que el consejero Azpiazu cree que ahí hay margen para exprimir un poco más la capacidad de ingreso, lo cierto es que la debilidad de los resultados de las empresas es evidente. En el caso del IVA ha jugado un papel decisivo el descenso de los precios del petróleo y su influencia en Bizkaia, junto al efecto perverso que juegan las exportaciones en este tributo.

La reunión del Consejo Vasco de Finanzas de hoy tendrá también algo de inicio de curso. Será la primera reunión de este órgano presidida por Pedro Azpiazu, tras su nombramiento como consejero de Hacienda. Una situación que hace presagiar 'buen rollo', aunque sólo sea porque diputaciones y Gobierno tienen por delante un escenario en el que van a aflorar las tensiones con total seguridad. En 2017 se va a negociar una nueva Ley de Aportaciones, que es la que permite distribuir la carga que debe hacer cada territorio para sostener financieramente al Gobierno y también la que regula que trozo de la tarta económica maneja cada uno de los estamentos de la Administración pública. Y tratándose de repartir dinero la tensión está garantizada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate