El Correo

Bruselas duda del déficit español y cifra el desfase en más de 4.000 millones

  • La Comisión cree que será del 3,5% en lugar del 3,1% pactado, aunque ratifica el rol de España como la gran potencia de la UE que más crece

Sensación agridulce. La Comisión Europa ha publicado hoy sus previsiones macroeconómicas de invierno para el periodo 2017 -2018 que ratifican a España como la gran locomotora económica del euro e incluso de la UE, pero a su vez, dan la enésima de cal en lo referido al déficit. Bruselas ha empeorado su previsión en dos décimas, del 3,3% hasta el 3,5%, lo que complica la vida al Gobierno de Mariano Rajoy. El objetivo pactado es del 3,1%, así que de cumplirse los augurios comunitarios, el ajuste extra sería de unos 4.400 euros. Ajuste, que no recorte, porque si se suben impuestos, como se hizo en diciembre, no los habría.

Lo paradójico es que el 17 de enero, la Comisión dijo que sería del 3,3% y el Eurogrupo, diez días después, avaló la cifra. Ahora, sube al 3,5%. ¿Por qué? Porque la Comisión duda de la efectividad de las medidas adoptadas en diciembre (subida extra de impuestos de 5.000 millones) y porque cree que 2016 cerrará en el 4,7% y no en el 4,6% previsto, lo que arrastraría una décima a este año. El Gobierno, como casi siempre, volverá a insistir hoy en que sus cifras son las buenas y que cumplirán sin tener que tomar nuevas medidas.

En Bruselas, de momento, nadie las pide. Lo que sí demandará hoy el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, es la necesidad de que España cuente con un nuevo presupuesto a la mayor celeridad posible para poder estabilizar sus cuentas públicas.

El problema, además, es que el desfase fiscal de España es el peor, con creces, de toda la Eurozona y toda la UE. Incluso la rebelde Francia ya estará este año por debajo del simbólico 3% que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Pero los problemas no se quedan en 2017 ya que la previsión para 2018 es que cierre en el 2,9% frente al 2,2% pactado, lo que obligaría a hacer un ajuste de unos 8.000 millones en el nuevo presupuesto.

El segundo peor paro

Si el déficit es el gran Talón de Aquiles español, el empleo es su principal arma. Sigue siendo la potencia que más crece. Lo hará al 2,3% este año y al 2.1% el que viene. La Eurozona, por su parte, lo hará al 1,6% y al 1,8%, y la UE, al 1,8%-1,8%, respectivamente. La comparación con los otros grandes es gratificante. En 2017, por ejemplo, Alemania crecerá al 1,6%, Francia al 1,4% e Italia al 0,9%. España, recuerden, al 2,3%. «Se han superado las expectativas», reconoce la siempre crítica Bruselas.

Pero si hablamos de problemas estructurales, el paro se lleva la palma. En 2017 se situará en el 17,7% y bajará al 16% en 2018. Las cifras son mucho mejores que las previstas en las previsiones macro de noviembre, pero eso no impide que España duplique la media comunitaria (9,6% la Eurozona, y 8,1% la UE) y sólo la devastada Grecia se encuentre por detrás, con un 22%,

Respecto al endeudamiento público, uno de los parámetros más complejos en caso de que la coyuntura internacional se complique, este año se situará en el 100%, pero bajará al 99,7%. El consuelo es que potencias como Italia tienen un 133,3% y países como Francia también coquetean con el simbólico 100%.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate