El Correo

La plantilla de ACB de Sestao vuelve al trabajo sin miedo a un nuevo cierre

fotogalería

José Antonio Arévalo, Carlos y Alberto Gutiérrez, al reincorporarse ayer a sus puestos en la acería de Sestao. / Fernando Gómez

  • Los empleados se sienten «respaldados» por la sentencia que pide a la empresa la implantación de las condiciones laborales previas al recorte de la producción

Sin el menor atisbo de intranquilidad, los trabajadores de la ACB regresaron ayer a sus puestos para arrancar con la producción del fin de semana tras cuatro días de parón. La mayoría dijeron sentirse «respaldados» y «contentos» por la sentencia que pide a la empresa que devuelva a la plantilla a las condiciones anteriores al cierre. Acusan a la dirección de utilizar la «amenaza» de mandarles a calle, pero aseguran no tener «miedo». «Que nos manden al paro. No podemos seguir como estamos», aseguró Alex, de 37 años, al manifestar que «el comité no puede negociar jornadas de 12 horas» como las que están realizando.

Otro de los encargados de comenzar ayer las tareas de mantenimiento era José Antonio Arévalo, quien junto a su compañero Alberto Gutiérrez instó a «ir a por la dignidad perdida» tras la reapertura de la planta de Sestao. Alegó que «la sentencia es clara y elocuente» y «no se puede vivir con la amenaza de cierre». Menos optimista fue Adolfo Fernández, de 60 años, quien sostuvo que «no es factible» que se produzcan mejoras en los turnos porque «la dirección tiene plazos y objetivos» de producción que cumplir. Carlos, por su parte, lamentó que a sus 61 años tenga que seguir trabajando y advirtió que lo peor es que «no hay renovación generacional».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate