Las haciendas vascas vigilarán todas las cajas registradoras de bares y comercios

Los establecimientos públicos están obligados a entregar siempre un ticket en todas las ventas./
Los establecimientos públicos están obligados a entregar siempre un ticket en todas las ventas.

Las diputaciones pondrán en marcha un plan para incorporar módulos de control en los terminales de venta

MANU ALVAREZ

El plan de lucha contra el fraude para 2016 de las haciendas forales de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa reconoce dos áreas fundamentales de actuación para perseguir prácticas habituales de economía sumergida. El presidente de la Comisión de Lucha contra el Fraude Fiscal, José Ramón Martínez, ha señalado que estas actuaciones se centrarán en la persecución del «software de doble uso». Esto es, en la utilización fraudulenta de las cajas registradoras de los comercios y establecimientos de hostelería para mantener una doble contabilidad. Así lo han indicado hoy en el Parlamento vasco los miembros de la Comisión de Lucha contra el Fraude, formada por representantes de las diputaciones forales y del Gobierno autonómico.

Las haciendas forales han hecho ya una amplia campaña para obligar a todos los establecimientos públicos a entregar siempre un ticket en todas las ventas, pero esto no garantiza que la contabilidad posterior siga un cauce correcto. Las administraciones tributarias, tal y como desvelaron en el Parlamento, han comenzado a estudiar un proyecto para «implantar sistemas de control» en los terminales de punto de venta. Esto es, la instalación de algún sistema que permita vigilar cada uno de las cajas registradoras

Por otra parte, en el caso de las grandes empresas, las diputaciones también se centrarán en la vigilancia de los denominados «precios de transferencia», que son los que se aplican en las ventas que se realizan entre filiales de una misma corporación. El fisco vasco cree que los grandes grupos empresariales utilizan esta vía para evadir impuestos, falseando el precio real de los servicios o de los intercambios internos de productos.

Además, los miembros de la comisión destaparon el pasado año un fraude fiscal de 826 millones de euros. En su comparecencia han indicado que en 2016 tienen como objetivo incrementar en un 2% estas cifras, para destapar en torno a 841 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos