El Correo

El sueldo medio en España: 22.605 euros brutos al año, 50 menos que en 2013

La hostelería es una de las ocupaciones con un menor salario medio.
La hostelería es una de las ocupaciones con un menor salario medio. / AFP
  • Los costes laborales, en los que están las cotizaciones, disminuyeron un 0,6% y ascendieron a 30.653,05 euros, según una encuesta del INE

Si usted fuera el español medio, ese hombre o mujer que solo existe en las estadísticas, percibiría por su trabajo un poco menos este año que el pasado. O más exactamente, dado que estos estudios sociológicos siempre llegan con algún retraso, habría percibido en 2014 una pequeña cantidad menos respecto a lo que se embolsó en 2013. En todo caso, son exactamente 47 euros con 80 céntimos menos, lo que le cuesta llenar el depósito de gasolina del utilitario o quizá su presupuesto mensual para cafés y tabaco. Un pellizco a su ya debilitado sueldo que, dice el Instituto Nacional de Estadística, se situó en 2014 en la cantidad de 22.605,79 euros.

No es la primera vez que cae. Es la tercera consecutiva. El salario medido según esta estadística desciendo de forma ligera pero continua desde que tocó techo en 2011, pero sin embargo parece equilibrado por debilidad de los precios, que han caído por el hundimiento en los últimos tiempos en la cotización del petróleo. Así que es posible, querido sujeto estándar, que pese a la merma del salario medio su nivel de vida siga siendo similar. Es decir, complicado.

La estadística del INE arroja otros datos que ilustran que la recuperación económica no ha llegado aún a las variables salariales. El salario bruto anual, como se ha apuntado, se situó en 22.605,79 euros en 2014, cifra un 0,2% inferior a la de 2013, mientras que el coste neto que tuvieron que pagar las empresas por cada trabajador ascendió a 30.489,8 euros en 2014, un 0,6% menos que en el año precedente. Si se tienen en cuenta las subvenciones y deducciones públicas, que ascendieron a 163,19 euros, el coste bruto por trabajador alcanzó los 30.653 euros el año pasado, con un descenso anual del 0,6% respecto al ejercicio 2013.

El 73,7% del coste bruto lo constituyeron sueldos y salarios, mientras que las cotizaciones a la Seguridad Social, que ascendieron a 7.005,3 euros por trabajador, representaron el 22,8% del total. De este modo, salarios y cotizaciones supusieron el 96,6% del coste bruto. Además de estas partidas, 380,7 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social, etc.); 234,6 euros a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, ropa de trabajo, transporte, etc.); 326,6 euros a indemnizaciones por despido, y 99,88 euros a formación profesional.

El 94,5%, con convenio

De todos los centros de trabajo consultados por el INE para la realización de esta encuesta, el 94,5% de ellos, representativos del 87,8% de los trabajadores, regulaban en 2014 sus condiciones laborales mediante convenio colectivo, la mayoría (el 68%) de ámbito inferior al estatal (sectorial, autonómico, provincial, etc.). Del total de trabajadores, el 6% vieron modificadas sus condiciones laborales respecto a las establecidas en convenio y buena parte de ellos sólo el régimen salarial.

Por sectores, la industria registró el mayor coste neto por trabajador en 2014, con 36.865,4 euros, lo que supone un incremento interanual del 0,9%, el más elevado de todos los sectores. Los costes no salariales de la industria descendieron el año pasado un 0,7%, mientras que los salarios aumentaron un 1,5%, hasta los 27.036 euros. El sector de la construcción experimentó un retroceso del coste neto del 0,4% debido a la caída en un 3% de los costes no salariales, ya que los sueldos en este sector crecieron un 0,7% respecto a 2013 y se situaron en 22.755 euros anuales.

Por su parte, el sector servicios experimentó un descenso del coste neto por profesional del 0,9%. Ello se explica tanto por el recorte de los salarios del sector en un 0,6%, hasta los 21.757 euros, como por el retroceso en un 1,8% de los costes no salariales.

Y más en concreto, el sueldo medio de los empleados del sector energético duplica el del conjunto del mercado laboral, ya que asciende a unos 58.000. Le siguen los empleados de banca, finanzas y seguros, donde el sueldo medio ascendió a 43.575 euros. En ambas ramas, el coste laboral total asciende a bastante más: 79.676,24 euros y 59.421,03, respectivamente. En el otro extremo aparece la hostelería, donde el sueldo medio es de 13.354,95 euros al año. Tras ella, las actividades administrativas, en las que queda en 15.228,95 euros.

Por comunidades autónomas, el mayor coste neto por trabajador siguió registrándose en Madrid (36.300,4 euros) y País Vasco (36.042,5 euros), seguido de Navarra (32.177,1 euros) y Cataluña (32.092,6 euros).

Temas