El Correo

El Eurogrupo da cuatro días a Grecia para pedir la extensión del rescate

    De Guindos conversa con sus homólogos francés e italiano.
    De Guindos conversa con sus homólogos francés e italiano. / Efe
    • Varoufakis espera cerrar un pacto en 48 horas y asegura que Atenas llegó a ofrecer un retraso de la aplicación de su programa electoral a cambio de un plan que no produjese más recesión

    • "Ahora depende de las autoridades griegas decidir si quieren una extensión", reta el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, tras el fracaso de la negociación de este lunes

    El Eurogrupo ha dado este lunes a Grecia un plazo de cuatro días, hasta el viernes, para decidir sobre una nueva prórroga de la parte europea del rescate al país, considerada por los socios de Atenas la mejor solución interina hasta un nuevo acuerdo y que asegura cierta flexibilidad a cambio de compromisos.

    "Hemos dicho que estamos listos para continuar nuestras conversaciones. Ahora depende de las autoridades griegas decidir si quieren una extensión, si quieren aceptar la oferta de flexibilidad existente en el programa, pero también de dar todos los compromisos" solicitados por los socios, informó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

    El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, se declaró confiado de alcanzar un acuerdo con sus socios de la zona euro dentro de los próximos dos días. "No tengo dudas de que en las próximas 48 horas encontraremos las palabras" para un acuerdo, dijo Varoufakis en una conferencia de prensa luego de que sus 18 socios de la zona euro pidieran a Grecia que continuara con el programa actual de préstamos y reformas que Atenas rechaza.

    Varoufakis explicó que estaba dispuesto a firmar "incluso antes de comenzada la reunión de ministros" un borrador de comunicado preparado por la Comisión Europea que reconocía la gravedad de la "crisis humanitaria" en Grecia y que proponía "una extensión de cuatro meses del acuerdo de préstamos" a Grecia.

    Este acuerdo hubiera permitido firmar "un nuevo contrato" para Atenas y la zona euro, subrayó el ministro. A cambio, dijo Varoufakis, el gobierno griego estaba dispuesto a "no aplicar durante seis meses las medidas anunciadas en su programa electoral, con la única condición de que no se le impongan medidas que crean recesión", indicó Varoufakis. Entre ellas un alza del IVA o una reducción de las pensiones más bajas.

    "Desgraciadamente este documento fue reemplazado antes de la reunión por el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem", denunció. "A pesar de nuestra buena voluntad nos fue imposible firmar ese documento" que propone "cierta flexibilidad", dijo el ministro que calificó ese término de "problemático" y la promesa de los europeos "una nebulosa".

    La negociación

    La reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, el Eurogrupo, ha finalizado este lunes por la tarde con el desacuerdo entre Grecia y el resto de sus socios sobre el futuro de la ayuda financiera al país, después de que el país haya rechazado una propuesta.

    Fuentes europeas han confirmado la finalización de la reunión, después de que Grecia descartara una propuesta del resto de los socios del euro que buscaba llegar a un acuerdo sobre el futuro del rescate.

    Los otros dieciocho países que junto a Grecia comparten el euro como moneda única propusieron a Atenas que solicitase una ampliación de seis meses del actual programa hasta lograr un consenso sobre una nueva ayuda financiera.

    "Hemos dicho que estamos listos para continuar nuestras conversaciones. Ahora depende de las autoridades griegas decidir si quieren una extensión, si quieren aceptar la oferta de flexibilidad existente en el programa, pero también de dar todos los compromisos", solicitados por los socios, dijo el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en rueda de prensa.

    El borrador con el que empezó la reunión señala que Grecia ha indicado que pretende finalizar con éxito el programa, teniendo en cuenta los planes del nuevo Gobierno. Esta frase aparece tachada en el texto, en el que igualmente consta que Grecia reitera su "compromiso inequívoco de honrar sus obligaciones financieras con todos sus acreedores".

    Según el texto de la propuesta, el Eurogrupo estaba dispuesto a aceptar una petición por parte de Grecia de prolongar su actual rescate, y apuntaba en concreto a una "extensión técnica de seis meses del actual programa como paso intermedio para trabajar en una solución posterior". También indicaba que el Fondo Monetario Internacional (FMI) seguiría "desempeñando su papel" en ese nuevo acuerdo.

    En paralelo, e igual que ya hiciera el Eurogrupo en diciembre pasado cuando amplió el actual rescate europeo hasta el 28 de febrero, los ministros iban a prorrogar la disponibilidad de los bonos del FEEF en la reserva del Fondo de Estabilidad Financiera del Estado Helénico (HFSF), utilizado para recapitalizar a la banca helena.

    En la propuesta se decía que las autoridades griegas se comprometían a garantizar "un superávit primario fiscal (sin el pago de intereses) y financiación apropiados para garantizar la sostenibilidad de la deuda, acorde a los objetivos acordados en noviembre de 2012.

    Prórroga técnica

    De acuerdo con el borrador de conclusiones preparado para la reunión del Eurogrupo, las autoridades griegas se comprometerían a "pedir una prórroga técnica de seis meses del actual programa como paso intermedio". "Esto cubriría el tiempo para que las autoridades griegas y el Eurogrupo trabajen en un acuerdo posterior", señala el borrador.

    El Eurogrupo acepta "hacer el mejor uso de la flexibilidad que ya existe dentro del actual programa" y a cambio pide a Grecia que ejecute las condiciones pendientes del actual rescate, que evite "medidas unilaterales" y que trabaje con sus socios internacionales en áreas como la política tributaria, las privatizaciones, las reformas del mercado laboral, el sector financiero y las pensiones.