El Correo

La expresidenta de la Fundación Caja Madrid deposita un aval por sus gastos opacos

Carmen Cafranga.
Carmen Cafranga. / Andrés García (Efe)
  • Carmen Cafranga, que cargó 175.200 euros a la tarjeta de crédito, está convencida de haber actuado dentro de la legalidad

La expresidenta de la Fundación Caja Madrid, Carmen Cafranga, ha asegurado que ha depositado en una notaría un aval bancario por los 175.200 euros que gastó con la tarjeta de crédito opaca que Caja Madrid le asignó, por si finalmente se determinara que debe devolver esa cantidad.

No obstante, insiste en que está convencida de haber actuado legal y moralmente de forma correcta y añade que "en ningún momento" ha tenido ni tiene "la menor sensación de culpa" por su actuación "en los hechos que ahora ocupan la atención de los medios".

"Siempre actué bajo las instrucciones de los directivos de la entidad que venían ocupándose de esta materia de retribuciones e incentivos a consejeros desde la ya lejana fecha de 1988", asegura Cafranga en un comunicado. Es más, añade que "nunca" tuvo la menor sospecha de irregularidad en una tradición consolidada "de la que tenían plena información Hacienda, el Banco de España y la CNMV", y afirma haber verificado que "estos incentivos estaban aprobados por los órganos rectores y han sido contrastados por varios dictámenes jurídicos".

Informe

Según un informe elaborado por Bankia, ella y más de 80 miembros de la cúpula de la extinta Caja Madrid gastaron 15,25 millones de euros con unas tarjetas consideradas opacas, puesto que estaban fuera del circuito general del grupo.

Tras conocerse estos hechos y tras dos años como presidenta de la Fundación Caja Madrid, Cafranga recuerda que decidió presentar su dimisión por respeto a la organización y a las personas que depositaron su confianza al nombrarle. Según explica, lleva "toda" su vida dedicada a la atención a las personas más desfavorecidas y se siente "muy satisfecha de la labor realizada". "Con ese mismo espíritu acepté la presidencia de la Fundación, a la que he dedicado muchas horas ya que estaba en sus comienzos. Y durante esos dos años no he recibido retribución alguna por ningún concepto", añade en su comunicado.

Por último, Cafranga expresa su agradecimiento a los patronos de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid y a todos los trabajadores que durante estos dos años le han demostrado su afecto y le han ofrecido siempre su colaboración.