El Correo

Continúa la escalada de dimisiones por las 'tarjetas fantasma' de Caja Madrid

vídeo

El líder de UGT-Madrid, Jose Ricardo Martínez (i). / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

  • Los siete antiguos miembros del Consejo de Administración que han dimitido en las últimas horas por el escándalo llegaron a gastar más de 850.000 euros en fines privados

  • Los dimitidos son el líder de UGT-Madrid, un cargo socialista, el exsecretario de organización de CC OO, el director de gabinete del secretario de Estado de Hacienda, el director de Economía de Madrid y la presidenta de la Fundación Caja Madrid

Continúa la escalada de dimisiones tras conocerse que un total de 28 de los 86 consejeros de Caja Madrid utilizaron la 'tarjeta B' con fondos no declarados a Hacienda después de haber presentado su cese como miembros de los órganos corporativos de la entidad, según consta en la documentación del 'caso Bankia' que investiga el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

Los siete antiguos miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid que han dimitido en las últimas horas por el escándalo de las 'tarjetas B' llegaron a gastar más de 850.000 euros en fines privados, según figura en la documentación entregada al juez que investiga el caso Bankia.

Las primeras víctimas de este escándalo fueron dos exconsejeros nombrados a propuesta del PP: Pablo Abejas y María Carmen Cafranga, quienes hasta ayer ocupaban cargos en el Gobierno de la Comunidad de Madrid y en la fundación de la entidad financiera. Pocas horas después de que se hiciera pública la lista de los 83 exconsejeros y directivos de Caja Madrid que utilizaron estas tarjetas de crédito, Abejas fue cesado como director general de Economía del Ejecutivo presidido por Ignacio González. Entre los años 2006 y 2012 gastó 246.700 euros en fines privados.

Por su parte, la presidenta de la Fundación Caja Madrid, Carmen Cafranga, anunció ayer su renuncia con un comunicado en el que afirmaba que lo hacía "con el fin de preservar los intereses" de la Obra Social. Cafranga hizo uso fraudulento de su tarjeta de crédito gastando 175.200 euros a lo largo de nueve años, entre 2003 y 2012.

Cinco nuevas dimisiones

Este viernes ha habido cinco nuevas dimisiones. Por un lado, el líder de UGT en Madrid, José Ricardo Martínez, ha presentado su renuncia tras conocerse que en los años 2010, 2011 y 2012 gastó con la tarjeta 44.200 euros.

A continuación, Ángel Gómez del Pulgar ha abandonado la Ejecutiva del Partido Socialista de Madrid (PSM), donde ejercía como vocal. Durante su etapa como consejero de Caja Madrid, entre 2003 y 2010, financió con la 'tarjeta B' 149.700 euros en gastos privados.

El quinto en dimitir ha sido el histórico dirigente de CC OO Rodolfo Benito, hasta hoy responsable de la Secretaría de Estudios de la Comisión Ejecutiva Federal del sindicato. También entre 2003 y 2010 gastó 140.600 euros.

Por su parte, el director de gabinete del secretario de Estado de Hacienda, José María Buenaventura, quien fue propuesto por el PP, ha presentado su renuncia este mediodía al conocerse que también utilizó la 'tarjeta B' entre 2004 y 2007, cuando gastó 63.000 euros. En 2008 también era consejero de Caja Madrid y, por tanto, también disponía de la tarjeta, pero, según la documentación, no hizo uso de ella.

El último en dimitir hasta el momento ha sido otro exconsejero propuesto por los 'populares': el hasta hoy gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) de Boadilla del Monte, Manuel José Rodríguez González. El único año que fue consejero de la entidad financiera, en 2011, gastó 37.100 euros.

Por su parte, Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña, reconoció este viernes que contaba con una de estas tarjetas, pero quiso insistir en que declaró al fisco tanto estos gastos de representación como su salario de los tres años que estuvo como consejero. El empresario explicó que contaba con un límite de hasta 12.000 euros al año y que en 36 meses sus gastos fueron de unos 37.000 euros, una media de 1.000 cada 30 días, algo que defendió. Sin embargo, el empresario aseguró en un comunicado que reintegrará los gastos que realizó con la tarjeta.

Pedro Sánchez pide perdón

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido hoy "perdón" a los ciudadanos por los 15 militantes del partido que tenían tarjetas opacas de Caja Madrid, y ha dicho que ha abierto una investigación interna para aclarar este tipo de actuaciones "desvergonzadas". En declaraciones a Telecinco, el líder socialista ha asegurado que el PSOE ha abierto una investigación interna y que llamará uno a uno a los 15 militantes del PSOE para que comparezcan en la sede de Ferraz y expliquen el uso dado a las tarjetas y si lo han declarado a Hacienda.

"Una vez que sepamos el uso" dado a las tarjetas opacas, "el PSOE tomará decisiones muy duras respecto a estos militantes", de manera que les obligará a "devolver el dinero" y les suspenderá de militancia. Ha asegurado que el PSOE será "implacable" y "contundente" con quienes hayan hecho un uso fraudulento de las tarjetas de Caja Madrid. Asimismo, Sánchez ha destacado que hasta ayer no tuvo conocimiento de este asunto, del que "sólo puede pedir perdón" aunque no tenga nada que ver con ello.