Zaldibar adjudicará el proyecto para transformar en casa de cultura su edificio más antiguo

El caserío Sanjuangoa-Elexpe acogerá la Casa de Cultura. / M. DÍAZ
El caserío Sanjuangoa-Elexpe acogerá la Casa de Cultura. / M. DÍAZ

El Ayuntamiento destina 150.000 euros a su redacción y espera que las obras puedan comenzar en 2018

MANUELA DÍAZ ZALDIBAR.

Después de más de dos décadas de espera, la Casa de Cultura de Zaldibar da sus primeros pasos para ser una realidad. El Ayuntamiento acaba de aprobar una inversión de 150.000 euros para la redacción del proyecto del centro cultural que se ubicará en el caserío Sanjuangoa-Elexpe. La partida propuesta por EH Bildu contó con el apoyo del PNV. El PSE votó en contra.

Desde el equipo de gobierno se han propuesto que el esperado edificio esté listo lo antes posible y comiencen las obras en 2018, por eso apostaron por tirar de remanente para su redacción. Un hecho, que desde el grupo jeltzale no miraron con buenos ojos y apostaron por esperar a los presupuestos para formalizar esta inversión. La alcaldesa, Arantza Baigorri, que gobierna en mayoría, aseguró que dos décadas es demasiado para un municipio y que visto que la administración es «demasiado lenta», era preferible iniciar ahora toda la tramitación para que en 2018 «se adjudique» la obra.

«En Zaldibar, al no existir una Casa de Cultura, no hay un lugar donde consumir cultura y esto hace que el pueblo empobrezca», explicó Baigorri. La anteiglesia lleva más de dos décadas a vueltas con esta iniciativa. Para su ubicación se eligió el caserío Sanjuangoa-Elexpe, el edificio más antiguo de la localidad. El Ayuntamiento, gobernado en aquellos momentos por el PNV, encargó un proyecto para acondicionar el edificio como Casa de Cultura. Invirtió en ello alrededor de 45.000 euros. Un diseño que suponía el derribo de la casa para la construcción de una infraestructura vanguardista con espacios diáfanos.

Recuperar el centro histórico

Alrededor de 600 vecinos se movilizaron contra la iniciativa y lograron paralizar el proyecto. A raíz de este bloqueo, se fue cambiando de ubicación. Entre las distintas opciones que se barajaron se encontraba el antiguo hotel del Psiquiátrico, así como las inmediaciones de la casa torre. Sin embargo, el Consistorio se decantó finalmente por darle a Sanjuangoa-Elexpe el destino para el que había sido adquirido, eso sí, recuperando el inmueble para poner en valor el casco histórico.

El Ayuntamiento, cuya inversión lleva años frenada por el Gobierno central con motivo de la crisis, ha logrado estabilizar sus cuentas y reducir a la mitad su deuda. En estos momentos asciende a 1,5 millones de euros y por ello existe la posibilidad «de poner en marcha un proyecto histórico como es la casa de cultura», indica Baigorri.

Si bien el PSE puso en duda el lugar elegido, la alcaldesa recordó que obedece a la propuesta de la ciudadanía. «Se propuso tirar el edificio para construir otro y el pueblo se negó y recogió firmas obligando a echar atrás el proyecto», recordó. Con esta ubicación, también se busca recuperar el centro histórico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos