«Urkiola no se paraliza con nuestra marcha»

Legarza y Madinabeitia abandonarán en enero el santuario de Urkiola para iniciar una nueva etapa en las residencias de sacerdotes. / E. C.
Legarza y Madinabeitia abandonarán en enero el santuario de Urkiola para iniciar una nueva etapa en las residencias de sacerdotes. / E. C.

El obispo presidirá el sábado la eucaristía de agradecimiento a los dos únicos sacerdotes que permanecerán en el santuario hasta enero

MANUELA DÍAZ ABADIÑO.

Cuando el lekeitiarra Joseba Legarza llegó hace 47 años a Urkiola, la bruja de Anboto parecía no querer ponérselo fácil. Acostumbrado al calor tropical de Ecuador, donde ejercía de misionero, el frío gélido del parque natural se antojó doloroso. Sin calefacción, ni las comodidades actuales y prácticamente aislados, supo doblegar esos momentos de extrema dureza junto a otros misioneros como fueron Luis Alberdi, Manuel Estomba, Nati Salterain y Valen Pagonabarraga. De esa primera hornada, encargada de dar vida al santuario y convertirlo en referente de las misiones, solo él ha permanecido atado al embrujo de Urkiola.

«En la vida toca hacer muchas despedidas, y ahora ha llegado la nuestra», señala emocionado. Junto al gazteiztarra Antonio Madinabeitia, de 84 años también, abandonará el retiro en el primer Parque Natural de Euskadi para iniciar otra nueva etapa en las residencias de sacerdotes de sus respectivas diócesis. Desde que el año pasado, con 101 años, el obispo emérito, Bittor Garaigordobil, abandonara la 'Abadetxe', eran los únicos sacerdotes que permanecían en el santuario.

Media vida velando por Urkiola no pasa desapercibido. Con sus propias manos han cuidado del entorno, desbrozando, abriendo caminos los días de nieve, recogiendo las temperaturas máximas y mínimas hasta que se automatizó con la estación meteorológica.... En definitiva, mantenido vivo y atractivo su paraíso. Pero también, han mimado el alma de sus feligreses. Su talante afable y su paz interior ha dejado huella en todos los que se han acercado al templo. Por eso, no es de extrañar, que ante su marcha los que les conocen hayan querido agradecer su estancia en Urkiola con dos actos. El sábado, el obispo de Bilbao, Mario Iceta, oficiará una misa en la que estarán presentes familiares y amigos de los dos homenajeados. El día 19 de noviembre, el acto correrá a cargo de la Comisión del Santuario de Urkiola y consistirá en una misa y una comida «de cuadrilla».

«Laicos comprometidos»

«Urkiola no se paraliza con nuestra marcha», insistió Legarza. Allí, encontrarán a Félix Moreno y Kontxi, que, desde hace años, llevan el día a día de Urkiola regentando la 'Abadetxea'. Dos laicos, comprometidos y que han disfrutado de tardes de mus y huerto junto a los sacerdotes, además de involucrarse sin miramientos en el intento de recuperar el esplendor de las romerías y fiestas que se celebran en el templo y sus inmediaciones. Junto a Etxezarreta estará también, a partir de noviembre, el vicario Ángel María Unzueta, que se encargará de oficiar misa desde el próximo mes y hacia el verano se hará cargo de manera íntegra de la parte espiritual de Urkiola y Otxandio.

«Todo ha cambiado mucho en este tiempo, la sociedad, las familias y también la Iglesia, pero, aunque somos menos en número somos mejores en calidad», apuntó. Ante el freno de sacerdotes y misiones, según Legarza, «surgen laicos cristianos comprometidos y generosos»que propician un refuerzo aplaudible. Esa, probablemente, ha sido sin quererlo uno de los grandes logros conseguidos por los exmisioneros que han pasado por Urkiola. Apenas 12 años después de su llegada se constituyó la comisión del santuario con gente del Duranguesado. Luego llegó el Consejo Pastoral. Decenas de laicos vinculados a este templo.

A sus 84 años sigue enamorado del que ha sido su hogar durante casi medio siglo y sueña con que el entorno y el santuario se conviertan en el «enchufe con el que recargar las pilas de todos los que viven con prisa y ruido». Un lugar «donde oxigenarse para volver a la rutina con otro talante», apuntó. Por eso, anima a seguir acudiendo a uno de los históricos lugares de peregrinación.

Fotos

Vídeos