«Nos tratan a cuerpo de rey»

400 mayores compartieron mesa y mantel en el Centro Nafarroa.
400 mayores compartieron mesa y mantel en el Centro Nafarroa. / M. GOIKOETXEA

Alrededor 400 mayores zornotzarras celebraron ayer su día especial en las fiestas mientras los jovenes elaboraban pasta enla feria agrícola

MARTA GOIKOETXEA AMOREBIETA-ETXANO.

Las personas mayores de Amorebieta-Etxano celebraron ayer su día dentro de las fiestas del Carmen coincidiendo con el día de Santiago. Como todos los años, después de la misa mayor y el homenaje rendido por los dantzaris de Udabarri a los protagonistas de las jornada, los aitites y amamas se fueron agolpando a las puertas del Centro Nafarroa deseosos de disfrutar del mejor de los ambientes en torno a la mesa. «La mayoría hacen cola para poder sentarse junto a la cuadrilla. A mi marido y a mí, que venimos desde hace tres años, no nos preocupa mucho porque nos llevamos muy bien con todos. Es un día para disfrutar, todo lo que nos ponen para comer está muy bueno y nos tratan a cuerpo de rey», reconoció Mari Carmen Castro poco antes de sentarse a la mesa.

Muchos mayores tampoo perdieron la oportunidad de dar una vuelta por la feria agrícola donde unos 25 productores vizcaínos exhibieron lo mejor de la huerta y la ganadería como queso Idiazabal, pan y pastel vasco, sidra y txakoli, verduras, conservas de pescado, pates, cerveza, gildas, chacinería, mermeladas o pasta ecológica. El evento, organizado por Nekalur en colaboración con Ametx y el Ayuntamiento, contó con más productores locales que nunca. En total fueron ocho con una gama amplia de productos. «Es muy importante que se nos dé prioridad a los de casa, pero también que eso no suponga excluir a nadie por su procedencia como ocurre en las ferias alavesas», indicó Ugaitz Iturbe, productor del txakoli Ugabe.

11.30 horas.
Parque de juegos infantil y juvenil y talleres en el parque Zelaieta.
19.00 horas.
Espéctaculo infantil de calle 3TXULO disko festa.
22 horas.
XProyección del documental 'Historia del ciclismo en Amorebieta-Etxano' (Sociedad Ciclista Amorebieta).

Había quien hacía su propia combinación entre el txakoli y el queso Idiazabal o las gildas de Mungia. «Nos han puesto en un lugar de lujo. Ahora que ha parado de llover esperamos que la gente se anime», reconocía Iturbe con buenas expectativas en su primer año.

Enseñar desde pequeños

A escasos metros, Jon Bastante, de 28 años, no daba a basto a atender a quienes buscaban verduras ecológicas de calidad. «Comprando a productores locales, el cliente se asegura que es producto de caserío y para nosotros en una gran oportunidad para que nos vayan conociendo», indicó este baserritarra del barrio de Ibarra. Las bolsas se llenaban de género y antes de media mañana ya había vendido todos los huevos. «En el supermercado sabes que lo que compras es un tomate solo por su forma porque en cuanto a sabor deja mucho que desear. La diferencia es abismal», aseguró Rosa Cándales satisfecha con su compra.

Tampoco defraudó la carne libre de transgénicos del caserío Billene y la hamburguesa fue de nuevo el producto estrella. «El año pasado se nos acabó, así que hemos llenado a tope la nevera», afirmó Saioa Mantzizidor. Mientras los adultos compraban, los pequeños tomaban parte en el taller de fabricación de pasta ecológica de la mano de la productora de Muskiz Ainara Baguer. La zornotzarra Irati Moreno pudo elaborar sus propios raviolis con queso. «Es importante que desde pequeños aprendan la importancia de consumir productos naturales y ecológicos», apuntó su padre Javi. Además, el premio al mejor pastel vasco fue, según la votación popular, para Ana Añibarro de Orozko.

Fotos

Vídeos