El terreno del antiguo matadero, considerado un punto negro, se allanará a partir de diciembre

Terrenos del antiguo matadero que se acondicionarán a partir del próximo mes. /  B. DELGADO
Terrenos del antiguo matadero que se acondicionarán a partir del próximo mes. / B. DELGADO

El Ayuntamiento de Durango inyecta 150.000 euros para acondicionar el espacio donde se emplazará el primer centro cívico

YOLANDA RUIZ DURANGO.

El próximo mes de diciembre arrancarán las labores para derribar las paredes y adecentar el solar del antiguo matadero, considerado un punto negro y peligroso en la localidad. El inicio de estas labores, que ayer dio a conocer el Ayuntamiento de Durango, tienen por objeto allanar los terrenos de las instalaciones que se demolieron en verano de 2014 y que darán cabida al primer centro cívico que dispondrá la localidad. El solar ubicado en el barrio de Aramotz también acogerá un espacio de recreo infantil, así como una serie de instalaciones para la práctica deportiva.

Tres años después de que se derribaran las instalaciones que acogieron el matadero comarcal en la villa, los terrenos que ocupaban, pasto de las zarzas en estos momentos, serán acondicionados. El Ayuntamiento dio el visto bueno al proyecto el pasado mes de mayo. Como primer paso, se echarán abajo los cierres de la antigua empresa de sacrificio de ganado que aún se mantienen en pie. Se procederá también a picar el pavimento existente con el objeto de nivelar el terreno.

Para acometer tanto estas labores como las que se llevarán a cabo a lo largo del primer trimestre del próximo año, el Ayuntamiento ha destinado una partida de 150.000 euros. Parte de este montante se dedicará a la colocación de juegos infantiles, farolas, bancos y el acondicionamiento de un nuevo césped.

Mayores y ludoteca

El proyecto, que pretende dar respuesta a las necesidades de los residentes en Askatasun Etorbidea, San Roque Ziritza, Bustintza, Aramotz, Errotaritxuena y la zona de Mendizabal, se espera tener listo para dentro de tres años y en el se prevén invertir alrededor de 800.000 euros.

El centro cívico constará de una superficie cerrada de 648 metros cuadrados, en los que se ubicarán una cafetería, una ludoteca y un centro para la tercera edad. Dispondrá también de espacios de uso polivalentes con el objeto de organizar cursos y celebrar las asambleas vecinales.

En el exterior se levantarán tres espacios cubiertos de unos 350 metros cuadrados en los que se colocarán una terraza, una cancha de baloncesto y un campo de futbito. También se incluirá una zona al aire libre con ejercicios para las personas mayores y un jolasleku para los niños con acceso cercano a la ludoteca. La asociación de vecinos Herria se encargará de gestionar el centro y cubrirá un 40% de los gastos a través de los ingresos que obtenga de la gestión de la cafetería, así como de las arcas municipales.

Desde EH Bildu, por su parte, aseguran que la zona de juegos infantil que se instalará en los antiguos terrenos del matadero «se financiará con la partida que la coalición reservó en los presupuestos de 2016 para mejorar este tipo de usos, como pasó con el cubrimiento de la zona de juegos de Landako Eskola». Hoy. a las siete de la tarde, se acercarán al barrio de Aramotz para hablar sobre la partida que consiguió el pasado año.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos