Sofocan un incendio en dos colchones en el centro de menores de Amorebieta

El fuego obligó a desalojar el caserío que acoge a menores inmigrantes no acompañados./LUIS CALABOR
El fuego obligó a desalojar el caserío que acoge a menores inmigrantes no acompañados. / LUIS CALABOR

El pequeño fuego, que obligó a desalojar a los jóvenes acogidos y los monitores del caserío, fue sofocado con la ayuda de extintores

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

Un incendio en dos colchones en el centro de menores de Amorebieta obligó ayer a movilizar a la Ertzaintza, la Policía Municipal, los Bomberos y ambulancias, según confirmó el Departamento de Seguridad. La Policía autonómica investiga el origen de las llamas sin descartar que pudiera haber sido provocado. Los agentes mantuvieron a dos de los jóvenes internos contra la pared mientras se daba por controlada la situación. El fuego fue finalmente sofocado con extintores y los miembros del servicio de extinción de incendios del parque de Iurreta desplazados al lugar no tuvieron que intervenir. Tampoco se registraron heridos, por lo que las ambulancias se marcharon vacías.

El primer aviso se produjo sobre las cinco y cinco de la tarde. Un pequeño incendio en el caserío San Antonio Elgezabal que acoge a menores inmigrantes no acompañados y a varios monitores obligó a desalojar el edificio, según indicó un portavoz del Departamento de Seguridad. Al lugar se desplazaron patrullas de la Ertzaintza y de la Policía Municipal. Los patrulleros comunicaron que el fuego había quedado extinguido con extintores.

La Diputación ha anunciado recientemente que ha abierto un nuevo centro y piensa en otras posibles ubicaciones para poder atender la llegada masiva de menores inmigrantes durante los meses de verano. La Fiscalía de Bizkaia denunció en su memoria anual que el centro de Amorebieta se encontraba masificado, que había demasiados jóvenes por habitación.

Este centro foral de menores ha sufrido otros altercados con anterioridad, el más grave de ellos hace diez años cuando un incendio provocado arrasó el caserío. Más recientemente, el pasado mes de marzo, patrullas de la Ertzaintza se llevaron detenido a un menor por resistencia a la autoridad y en septiembre del año pasado se produjo un motín tras el robo de varios teléfonos móviles y también tuvo que intervenir la Policía.

Fotos

Vídeos