«Todos saben que en los pasos de cebra hay que bajarse de la bici y pasarlos a pie»

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El pabellón multiusos de Landako se ha convertido en un circuito de tráfico, donde el alumnado pone en práctica los conocimientos aprendidos en el pasado trimestre dentro del programa de educación vial que organiza Stop Accidentes y el Ayuntamiento de Durango. La iniciativa, que parte de un convenio entre la asociación y el Consistorio, busca educar a la juventud en los buenos usos de la bicicleta y limar los problemas convivenciales que se generan entre peatones y ciclistas.

Garazi Iriondo, profesora y técnica de educación vial, asegura que este sector de población conoce a la perfección la normativa municipal sobre el uso de bicicletas. «Todos saben que en los pasos de peatones hay que bajarse de la bici y pasarlos andando, cosa que muchos adultos desconocen, y que el uso del casco es vital», apunta. A la iniciativa se han adherido todos los centros educativos de la villa.

«Estamos sembrando para recoger en un futuro porque la base es la educación y adquirir buenos hábitos e inculcar para empezar a construir desde abajo», señaló la delegada de Stop Accidentes, Rosa Trinidad. En los últimos años, el Ayuntamiento ha recibido quejas tanto del colectivo de ciclistas y como del de peatones sobre el mal uso de las vías -bicicletas yendo demasiado rápido por aceras o peatones ocupando la zona del bidegorri destinada a ciclistas-. Es por ello, entre otras razones, por lo que el Consistorio firmó este convenio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos