Los robos en garajes y trasteros de Durango crecen un 60% ante la «indignación» vecinal

Uno de los coches al que los asaltantes rompieron la ventanilla trasera para robar en San Roke. /  E. C.
Uno de los coches al que los asaltantes rompieron la ventanilla trasera para robar en San Roke. / E. C.

Los aparcamientos del barrio de San Roke han registrado dos oleadas de asaltos en lo que llevamos de año

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Los vecinos de Durango que estacionan en el aparcamiento subterráneo del barrio de San Roke están acostumbrados a encontrarse las ventanillas de sus vehículos rotas y el interior desvalijado. En lo que va de año estos garajes han sido objeto de dos oleadas de robos y entre los propietarios se ha instalado la «indignación» y el «malestar». «Muchos nos preguntamos cuándo será la próxima vez y hay miedo de que empiecen a robar en viviendas», explicaba uno de los afectados.

El último caso se produjo la madrugada del miércoles en los garajes comunitarios de los bloques de viviendas con entrada por Bustintza. Los cacos se llevaron, entre otros objetos, dos asientos valorados en mil euros, una mochila de competición con pala pádel profesional de 200 euros y medio centenar de pelotas. La anterior oleada se produjo a principios de año con el robo de un vehículo que abandonaron en Amorebieta-Etxano y varias bicicletas.

Estos casos no hacen sino confirmar que los delitos contra el patrimonio van en aumento en Durango. Según los datos del Departamento de Seguridad, los robos en garajes, trasteros y anexos a la vivienda se han incrementado un 60% en el último año. El pasado ejercicio, se denunciaron en la villa 32 sustracciones en este tipo de espacios, 12 más que en 2016. Los asaltos también llegan a las viviendas, aunque en este caso el aumento de denuncias es bastante inferior -un 10,53%-, pasando de 19 en 2016 a 21 en el pasado ejercicio. A estos se suman 63 casos de robos con fuerza en otros espacios.

Móviles y carteras

Las sustracciones de vehículos a motor han pasado de 4 a 7, lo que supone un incremento del 75%. En el caso del coche robado en San Roke a principios de enero, éste se utilizó para cometer otros delitos -en su interior se encontraron varios ordenadores-. Sus ocupantes sufrieron un accidente a la altura del peaje de la AP-8 y lo abandonaron.

Los hurtos, tales como robos al descuido de móviles o de carteras fueron de 256 casos, manteniendo los niveles del pasado ejercicio. También han descendido los robos con violencia o intimidación. Pese a todo, con una tasa de delincuencia del 22,74%, Durango sigue siendo el municipio con menor número de delitos entre las localidades con similar número de habitantes.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos