LA CLAVE

Representantes de la comarca lamentan los castigos por brujería de hace 400 años

Representantes municipales, de la Mancomunidad y Juntas Generales, en la campa de Gerediaga. / M. S.
Representantes municipales, de la Mancomunidad y Juntas Generales, en la campa de Gerediaga. / M. S.

Suscribirán mañana un manifiesto a favor de la igualdad y el pensamiento libre en la campa foral de Gerediaga

YOLANDA RUIZ DURANGO.

La campa foral de Gerediaga en Abadiño servirá mañana de marco para pedir perdón por los castigos que se imponían hace al menos 400 años por actos que se consideraban brujería. El acto, que tendrá como protagonistas a los representantes de los ayuntamientos de la comarca, se desarrollará dentro del Día de la Merindad de Durango que organiza la asociación Gerediaga. En la sede de Astola que precisamente cuenta esta agrupación se ubicaba la cárcel en la que en 1618 fueron liberadas las tres mujeres que permanecían en ella por practicar la brujería. Los actos arrancarán a partir del mediodía y estarán abiertos a toda la ciudadanía que se anime a acudir a este enclave, que desde el año 2003 es una de las cuatro sedes de las Juntas Generales de Bizkaia.

Desde la asociación cultural Gerediaga informaban ayer que la Iglesia había admitido en 1617 que «la brujería era fruto de los mitos y miedos de una sociedad inculta», tal y como aseguraba el inquisidor Alonso Salazar y Frías después de los juicios de Zugarramurdi.

Pero, sin embargo, los doce representantes de lanteiglesias que constituían la Merindad de Durango decidieron seguir castigando los actos de brujería en la reunión que celebraron el 3 de septiembre de ese mismo año. El encuentro se desarrolló en las doce piedras situadas en la campa foral de Gerediaga. Durango, Elorrio, Ermua y Otxandio no tenían voto en estas asambleas, que se mantuvieron hasta el 27 de diciembre de 1875, por tener el rango de villas.

«La brujería era fruto de los mitos y miedos de una sociedad inculta», según el inquisidor Alonso Salazar

Teatro y danzas

Los representantes municipales de las localidades que integraban la Merindad de Durango en otro tiempo volverán a reunirse mañana al mediodía para enmendar los daños que ocasionaron a quienes se les acusaba de cometer actos de brujería. Además de pedir perdón, suscribirán un manifiesto a favor de la igualdad y pensamiento libre.

La campa foral servirá también de escenario para recordar los diferentes castigos a través de una puesta en escena que protagonizará la actriz Maite Arrese. El actor Félix Arkarazo ejercerá de maestro de ceremonias de las distintas actividades, que contarán con la persencia de la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui. La jornada conmemorativa y festiva estará animada con las danzas a cargo del grupo Beti Jai Alai de Basurto. Mujeres de diferentes colectivos de baile interpretarán, asimismo, una soka-dantza.

Desde el año pasado el Día de la Merindad, que Gerediaga solía conmemorar el 27 de diciembre, se desarrolla el primer domingo después de la festividad del Corpus.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos