Reclaman que el parque Olazar de Zaldibar vuelva a ser zona libre de juego para perros

Concentración llevada a cabo por los propietarios de canes el lunes frente al Ayuntamiento./E. C.
Concentración llevada a cabo por los propietarios de canes el lunes frente al Ayuntamiento. / E. C.

Los propietarios de canes han reunido más de 300 firmas de apoyo y tienen previsto realizar una concentración para «visibilizar el problema»

MANUELA DÍAZZaldibar

Los propietarios de perros están en pie de guerra en Zaldibar. «De la noche a la mañana nos hemos convertido en criminales», aseguran. Y es que, desde hace dos meses, si quieren que sus mascotas corran libres al menos cinco minutos al día, «o cogemos el coche y vamos al monte» o se exponen a multas de entre 300 y 1.500 euros.

La modificación a finales del pasado año de la ordenanza municipal de animales eliminó la única zona de recreo para canes de la anteiglesia, ubicada en el antiguo campo de fútbol Olazar. Con esa decisión, el Consistorio trataba de atajar la problemática de la no recogida de heces, así como los «amagos de ataques» registrados en ese lugar, dónde también acude gente que va a pasear o a correr, además de los dueños con sus mascotas.

El colectivo creado a raíz de este veto asegura que los que no recogen los excrementos «son los menos» ya que la mayoría aboga por la «convivencia» y el «civismo». En cuanto al incidente del mes de diciembre en el que se vio implicada una menor, insisten en que han solicitado información al Ayuntamiento para esclarecer los hechos. «Queremos saber qué pasó y si es una persona concreta que se sancione, pero que no tengan que pagar por ello todos los dueños de animales», apuntaron.

Elaborar un censo

Del casi centenar de canes controlados por el colectivo, solo ocho son potencialmente peligrosos. Además, entre los propietarios hay «mucha gente mayor y personas con discapacidad o movilidad reducida que no tienen opción de llevar a su mascota tres veces al día al monte», destacan. Por todo ello, han decidido movilizarse y han recogido ya más de 300 firmas a favor de que Olazar vuelva a ser un espacio compartido y abierto a los canes las 24 horas del día.

El lunes, además, se concentraron ante el Ayuntamiento, con el que han mantenido dos reuniones sin alcanzar ningún acuerdo, y para este sábado (12.00) han convocado una reunión en la antigua biblioteca para abordar el asunto. En la sesión, pretenden concluir las alegaciones a la ordenanza de animales de Zaldibar y concretar una concentración «que visibilice el problema», en la que tomará parte Durandog, la asociación por el bienestar de los perros del Duranguesado y que cuenta con más de 1.300 simpatizantes en la comarca.

Además centrarán sus esfuerzos en elaborar un censo de perros del municipio. Según los primeros trabajos llevados a cabo por el colectivo compuesto por una treintena de personas, en Zaldibar existen 93 perros y 241 personas afectadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos