Primer parque en igualdad género

El alumnado de la ikastola de Durango disfruta en el patio de Kurutziaga de la preparación del Ibilaldia./MAIKA SALGUERO
El alumnado de la ikastola de Durango disfruta en el patio de Kurutziaga de la preparación del Ibilaldia. / MAIKA SALGUERO

Durango dispondrá a partir de septiembre del espacio de coeducación en la ikastola Kurutziaga

MANUELA DÍAZ DURANGO

Una prole de chavales golpeando al balón en un campo de fútbol emplazado en el centro del patio, mientras corrillos de niñas juegan al rescate o la comba, arrinconadas a la pared. La escena, habitual en los centros escolares, ha sido el punto de partida de docentes, padres y alumnos de la Ikastola Kurutziaga a la hora de diseñar un nuevo patio, el primero en Durango que responde a la perspectiva de género. Arbolado, juegos de habilidades, tirolinas, toboganes, areneros, un anfiteatro y zonas para estar tranquilo. La futura zona recreativa, que estará terminada para septiembre, será de uso público cada tarde de lunes a viernes y los sábados por la mañana. No obstante, el Ayuntamiento y el centro escolar estudian la posibilidad de ampliar el horario todo el fin de semana.

El director de Kurutziaga, Urko Rodriguez, aplaude la iniciativa que ha «involucrado a todos los agentes de la comunidad» y en la que llevan trabajando cuatro años. Se trata de un espacio de coeducación en cuanto al uso en igualdad de género, en el que se incluyen elementos naturales como el agua, la arena, la madera o la piedra para hacer de él un lugar de experimentación «y no solo de juego», y que, según comentó el docente y responsable del proyecto, Gaizka Uriarte, se convertirá en una prolongación de las clases.

El patio gris, oscuro, en el que el fútbol y el baloncesto estaban por encima de todo y los chicos tenían la centralidad, mientras que las chicas eran relegadas a las esquinas, pasará a la historia. Así, se eliminará el campo de fútbol para dar cabida a un pequeño anfiteatro con montañas, arenas, toboganes y un campo de futbito en una esquina. Un bidegorri unirá los diferentes espacios y se incluirá una zona con árboles. También se instalarán juegos de equilibrio y habilidades, un puente tibetano y una tirolina.

Los chicos, dueños del patio

Además, la zona de recreo se ampliará gracias a la cesión del Ayuntamiento de una parcela colindante, «inutilizada y convertida en un zarzal», por 35 años. Como contrapartida, el parque se abrirá a toda la ciudadanía de 16.30 a 20.00 horas, y los sábados, en horario matinal. No obstante, según adelantaron desde el centro se está estudiando junto con el consistorio la idea de abrirlo todo el fin de semana. El patio estará listo para septiembre y se ejecutará a través de ‘auzolanak’. «Con maderas y neumáticos se pueden hacer mil cosas», aseguró Uriarte.

La cesión fue aprobada en pleno gracias al voto de calidad de la alcaldesa. El equipo de Gobierno -PNV y PSE- aplaudió el proyecto «innovador», que «rompe con el modelo tradicional en el que los chicos se adueñan de los patios y las chicas quedan relegadas», apuntó la socialista Pilar Ríos. náuticas

Tanto EH Bildu como Herriaren Eskubidea apostaron por un voto particular en el que solicitaban que fuera el Ayuntamiento el que se encargara de la apertura y cierre del parque y su luminaria con el objeto de garantizar su uso público y evitar nuevos puntos negros. El portavoz de la coalición, Dani Maeztu, definió el proyecto de «educativo, igualitario y abierto, que hay que impulsar», pero remarcó la necesidad de «ganar un espacio público». Su homólogo de Herriaren Eskubidea, Julián Ríos, mostró su apoyo a cualquier inversión en educación, pero hizo un llamamiento a las necesidades de los colegios y sus infraestructuras.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos