La Policía de Durango se afana en impedir a los menores acceder al alcohol y a las apuestas

Ha instruido dos actas de denuncia a establecimientos de hostelería el pasado fin de semana

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Las apuestas y el consumo de alcohol y drogas entre los jóvenes se han convertido en una problemática que no pasa de largo entre los menores de Durango. La Policía Municipal ha centrado sus esfuerzos este año en este colectivo a través de una campaña preventiva en el control de consumos nocivos en los entornos escolares, la asistencia de menores en locales de apuestas o la venta de alcohol. En total se han desarrollado cerca de 132 actuaciones relacionadas con menores. Las últimas, el pasado fin de semana cuando se instruyeron dos actas de denuncia por venta de alcohol en establecimientos de hostelería de la villa.

Los datos se dieron a conocer ayer en el balance de los primeros nueve meses del año. Durante este periodo se han registrado 7.319 actuaciones policiales, con una media mensual de 800 intervenciones, además de 352 comunicaciones de los juzgados y 86 expedientes de atestados e informes de accidentes.

Entre todas las actuaciones policiales destacan las 461 intervenciones en casos de asistencia a personas con dificultades, enfermas, heridas, ebrias y fallecidas. Las relacionadas con la asistencia a transeúntes sumaron 410, mientas que las tuvieron que con ver con animales rondaron las 190, seguidas de las 132 con menores.

«Durante estos primeros nueve meses, hemos realizado un esfuerzo para tener más agentes en la calle y en los barrios y dar una respuesta más rápida y eficaz a las demandas de los vecinos y vecinas», explicó Benjamín Arriolabengoa, jefe de la Policía Municipal. La comisaría que dirige cuenta con 41 hombres y 6 mujeres, cuya edad media ronda los 44 años. Además, dispone de dos vehículos para servicios de urgencia o para desplazarse a los barrios, mientras que para las tareas preventivas van a pie. Además, en los casos de actuaciones en las que se puedan producir riesgos graves para las personas, la Guardia urbana se apoya y coordina con la Ertzaintza y Emergencias. «El objetivo prioritario es la seguridad ciudadana y por ello, a lo largo de los últimos años, el cuerpo ha tenido que adaptarse a la necesidades y demandas vecinales, estableciendo dispositivos específicos que den respuesta a los problemas del día a día», puntualizó la alcaldesa.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos