Las piscinas de Tabira se convertirán en yacimiento arqueológico tras un naufragio

Dos usuarios se acercaron ayer por la mañana a las piscinas de Tabira, que abrieron el miércoles. / M. DÍAZ
Dos usuarios se acercaron ayer por la mañana a las piscinas de Tabira, que abrieron el miércoles. / M. DÍAZ

Forma parte del paquete de actividades que se llevarán a cabo para dinamizar la temporada de baños, abierta hasta el 16 de septiembre

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Al mal tiempo buena cara. Ante las no muy halagüeñas predicciones meteorológicas del pastor de Gorbea, el Ayuntamiento de Durango ha abierto esta semana la nueva temporada de baños en las piscinas de Tabira. Y para darle «vidilla», en las instalaciones se impartirán por primera vez diversas actividades entre las que se incluye aquagym, zumba o waterpolo, así como la recreación de un naufragio cultural cuyos tesoros tendrán que rescatar del fondo de los vasos los propios usuarios como auténticos arqueólogos subacuáticos.

Ajeno a este nuevo impulso, presentado ayer en las instalaciones, Urko Lekerika descansaba ayer sobre una hamaca después de haberse dado unos cuantos largos enfundado en un neopreno, pese a que la temperatura del agua era de 21 grados. «Hacia tiempo que no venía y ha sido una gozada, porque solo estamos dos», apuntaba. A partir del día 18 y hasta el 1 de julio no le quedrá otra que frecuentarlas debido a al cierre de las de Landako II para reparar la cubierta por seguridad. «Tengo un bono para todo el mes y voy a venir a dar unos largos a Tabira si el tiempo acompaña».

Entretanto, la teniente de alcalde y presidenta de Durango Kirolak, Pilar Ríos, anunciaba en rueda de prensa que el Ayuntamiento ha apostado por dinamizar los chapuzones de Tabira. El objetivo no es otro que la gente «se divierta con actividades que van más allá de nadar y tomar el sol, apuntó Iñaki Inza, técnico de deportes.

Al margen de los ejercicios de aquagym, zumba o waterpolo que se irán sucediendo de manera aleatoria hasta el 16 de septiembre, fecha en la que cerrarán las piscinas. El 2 de julio, en colaboración con el Museo de Arte e Historia, la biblioteca Bizenta Mogel y Durango Kirolak, se convertirán en un yacimiento arqueológico. Es la primera vez que los tres organismos colaborande forma conjunta.

'Uluburun', como así se denomina dicha actividad, recreará el navío hundido más antiguo del Mediterráneo -en el siglo XIV a. C.- que portaba restos de cinco culturas diferentes y que se descubrieron frente a las costas de Turquía en los años 80. Aunque en breve se abrirá el plazo de inscripción, la directora del Museo de Arte e Historia, Garazi Arrizabalaga, adelantó que se formarán dos grupos de 40 plazas cada uno. Por la mañana estará dirigidos a los menores de 8 a 11 años y por la tarde a los de 12 a 14 años.

Evitar taponamientos

Un año más, contará con un espacio para el préstamo de libro y revistas. Se llevarán a cabo también dos campañas de sensibilización. El 23 de junio y los días 4 y 11 de julio, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) asesorará a los usuarios sobre los riesgos que conlleva el sol para la piel. El día internacional contra la esclerosis múltiple, el 8 de julio, se llevarán a cabo varias actividades, entre las que se incluye una sesión de zumba solidaria.

Durango Kirolak, además, ha ampliado los lectores para los tornos. Con esta mejora se busca acabar con los taponamientos a la hora de entrar en las piscinas.Los dos tornos de la entrada ya cuentan con lector de ticket, tarjetas y huella dactilar.

En busca de mayor seguridad, los tres socorristas de las instalaciones cuentan con 'walkie-talkies' para comunicarse en los momentos de máximo aforo. Las instalaciones, inauguradas en 1955, cuentan con una capacidad para 1.900 personas.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos