La pionera atención diurna para zornotzarras con dependencia leve arrancará en octubre

Julia Orbe, presidenta del colectivo de discapacitados, siguió atenta la presentación del proyecto. / M. D.
Julia Orbe, presidenta del colectivo de discapacitados, siguió atenta la presentación del proyecto. / M. D.

Su puesta en marcha coincidirá con el fin de las obras de reestructuración de la primera y segunda planta del Centro Nafarroa

MANUELA DÍAZ AMOREBIETA-ETXANO.

El pionero programa de atención diurna para mayores con dependencia leve - por debajo de los 25 puntos que Diputación otorga ya un grado I- o en riesgo de dependencia que desarrolla el Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano arrancará en octubre en el Centro Nafarroa. Lo hará precisamente cuando den por terminadas las obras de la segunda fase de reforma del edificio que dieron inicio ayer y que suponen una puesta a punto de las instalaciones del inmueble, que cuenta con tres décadas de antigüedad y por el que pasan 300 personas al día.

El objetivo es «ofrecer un mejor servicio y más comodidad», aunque también mantiene su carrera de fondo hacia la eficiencia energética en los edificios públicos y con un nuevo sistema aerotérmico supondrá un ahorro del 60%. Se conseguirá también un mayor aprovechamiento de la luz natural a través de grandes ventanales y puertas acristaladas y de un sistema de luces LED que recortarán la factura eléctrica. También se renovará el sistema de climatización, el servicio eléctrico, de telecomunicaciones, alumbrado, protección contra incendios y megafonía.

Las obras, que dan continuidad a las ejecutadas el pasado verano y que rondaron los 500.000 euros, tendrán una duración de dos meses y medio y supondrá una reforma integral de la zona sur de la segunda planta y un lavado de cara de la primera. Los trabajos, que acaban de dar comienzo, tendrán un coste de 576.208 euros. No obstante, faltarían por acometerse otras dos fases, para la renovación completa del edificio.

Problemas de alergias

La obra de mayor calado se centrará en la segunda planta, en la que se ubican los servicios para las personas con discapacidad. Aquí el pasillo lateral se desplazará a la parte central, con el objeto de «mejorar la accesibilidad y las comunicaciones con todas las salas y los servicios que se ofrecen», como es el aula multisensorial, la sala de hidroterapia y el centro para personas con discapacidad, entre otras, explicó ayer el alcalde, Andoni Agirrebeitia.

En los 450 metros de espacio a reformar también se emplazará un espacio para la atención de los usuarios, una sala de reuniones, vestuarios, cuatro aulas para talleres ocupacionales y un comedor de gran tamaño. «Se ganará en intimidad y con el nuevo sistema de ventilación -que ya funciona en la zona norte reformada el pasado año- se eliminarán los problemas de alergias que venimos sufriendo», apuntó Julia Orbe, presidenta de la Asociación de Discapacitados de Amorebieta-Etxano (AIDAE) con sede en esa planta.

En cuanto al primer piso, se dará un lavado de cara» y se conseguirá ganar un pequeño despacho y una sala de almacenaje temporal para las sillas de movilidad reducida. Con el fin de reforzar la seguridad y facilitar la evacuación de personas con movilidad reducida en caso de emergencia, se habilitará un refugio en el interior de la escalera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos