Un paseo por el Durango amurallado en el siglo XV de la mano de Mila Salterain

Mila Salterain presenta esta tarde su novela en el museo Kurutzesantu de Durango. /MAIKA SALGUERO
Mila Salterain presenta esta tarde su novela en el museo Kurutzesantu de Durango. / MAIKA SALGUERO

Centra la novela 'Azeri dantza', que presentará a las siete de esta tarde en el museo Kurutzesantu

YOLANDA RUIZ DURANGO.

Espías y personas acusadas de brujería, deslealtades y ambiciones en el siglo XVI en Durango. Esta es la trama que, ahondado en la historia, descubre la abadiñarra Mila Salterain en su nueva publicación. 'Azeri dantza' ('Danza de zorros') es el título que presentará esta tarde, a las 19.00 horas, en el museo Kurutzesantu. «Se trata de un paseo por la villa amurallada», detalla la autora de 'Erresumaren Ilunsentia' (El Crepúsculo del reino), novela histórica que cosechó un éxito de ventas en 2013 al situarse entre los cinco libros más vendidos en la Azoka.

Si en la anterior publicación abordaba las luchas entre poderosos monarcas, arribismo y traición de la nobleza en el Duranguesado de finales del siglo XII, su nueva novela se desarrolla entre 1512 y 1513. Por aquel entonces Martín Arteaga figuraba como alcalde de Durango. Juana de Castilla le condenó a ingresar en prisión por «cosas tocantes con la Guerra de Navarra», según explica Salterain, quien a renglón seguido añade que el regidor consiguió darse la fuga. Pero en aquella época Durango no formaba parte del reino de Navarra. «Castilla le exigió 100 soldados para un alarde y, dos meses después, volvía a reclamarle 200 más para otro alarde contra los franceses», detallaba.

Parte de la documentación que le ha servido para escribir 'Azeri dantza' ha sido extraída de la Biblia de Pamplona, que Petri de Funes redactó en el siglo XII por encargo del rey Sancho II 'el Fuerte'. «Ha sido todo un descubrimiento y me ha servido de nexo de unión para los dos libros, aunque esta no era mi intención», reconoce la escritora abadiñarra.

Entre las últimas publicaciones de Salterain se encuentra también la que recoge el trabajo que coordinó sobre la búsqueda de topónimos en Abadiño. La labor de investigación concluyó con la localización de alrededor de 800 palabras llenas de historia que hablan de familias, lugares y patrimonio artístico y natural. «Gran parte de la documentación utilizada para el trabajo de toponimia ha sido de gran utilidad para escribir la nueva novela», concluye.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos