Un nuevo puente entre Matiena y la N-634 liberará a Abadiño del paso de camiones

Puente de Trañapadura, que será derribado, y sustituido por una nuevo que enlazará con la N-634. /  Y. R.
Puente de Trañapadura, que será derribado, y sustituido por una nuevo que enlazará con la N-634. / Y. R.

Permitirá reordenar el entramado viario, que conllevará la prohibición de acceder por San Blas a Trañabarren, calle que será peatonal en el futuro

YOLANDA RUIZ ABADIÑO.

El alcalde de Abadiño, José Luis Navarro, se mostraba ayer satisfecho de que antes del finalice esta legislatura quede resuelto prácticamente «al 100%» el problema del tráfico que aún soporta el municipio. «No podemos olvidarnos que estamos en el Ayuntamiento por este problema», comentó en clara alusión a que que la búsqueda de una solución impulsó la creación de los Independientes, que entraron en 1999 en la Corporación y ostentan la alcaldía desde hace una década. El convenio alcanzado con la Agencia Vasca del Agua, URA, permitirá derribar el puente del polígono indusrial de Trañapadura y construir otro, que enlazará con la N-634.

Este enlace directo liberará a la localidad del paso de vehículos pesados que sigue soportando para acceder al polígono de Trañapadura. Pero también le permitirá reordenar todo el entramado viario. Basándose en el último estudio de movilidad, que determinaba que «el 45% del tráfico que soporta es externo», el Ayuntamiento ha previsto prohibir la entrada a Matiena a través de la rotonda de San Blas. «El nuevo vial nos da opción a evitar que las 400 personas que trabajan en Pierburg atraviesen a diario la calle Trañabarren». Esta última vía, además, «será peatonal en el futuro», anunció ayer por la mañana en rueda de prensa.

Navarro se mostró satisfecho del acuerdo alcanzado con URA, que tenía previsto en principio invertir 200.000 euros en el reforzamiento del puente actual. La Agencia Vasca del Agua ha aceptado financiar 400.000 de los 600.000 euros que costará la construcción de un puente más elevado y desplazado unos metros, hasta cerca de la entrada de Pierburg, del anterior. El Ayuntamiento se hará cargo del resto, así como de los 200.000 euros que costará la construcción del vial que enlazará este complejo industrial de Matiena con la N-634.

«Del siglo XVIII»

Este «importante» proyecto será ejecutado a lo largo del próximo año, tal y como se contempla en los presupuestos del próximo ejercicio, que fueron aprobados en el pleno celebrado ayer por la tarde. En su comparecencia ante los medios de comunicación aseguró no entender que hace unos días e l PNV, su socio de gobierno, advirtiese en rueda de prensa quela inclusión de este proyecto en las cuentas era una de sus condiciones para darlas el visto bueno. «La política no me deja de sorprender día a día. Daba la sensación de que se lo imponían a ellos mismos, porque también están gobernando, y además ya se había decidido incluirlo», reprochó.

En este sentido, Navarro recordó que los presupuestos también contemplan la remodelación del centro de Zelaieta, «porque no se ha hecho nada desde el siglo XVIII». El equipo de gobierno espera ultimar el proyecto en quince días. Los trabajos, que pretenden ganar espacio para los peatones, se iniciarán después de la feria de Blas y estarán listos antes de la de 2019. El elevado presupuesto que requieren, de alrededor de 1,2 millones, se desglosará en las cuentas municipales de este ejercicio y en las del próximo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos