San Miguel perderá la fisonomía de la N-634 dentro de seis meses

Los soportales de San Miguel se transformarán y reforzarán la iluminación. / AYUNTAMIENTO
Los soportales de San Miguel se transformarán y reforzarán la iluminación. / AYUNTAMIENTO

Las obras de remodelación obligarán a cortar el tráfico desde el lunes entre la rotonda de ‘La Patata’ y la del ambulatorio zornotzarra

VIRGINIA ENEBRAL AMOREBIETA-ETXANO.

El corazón de Amorebieta-Etxano pronto cambiará de cara. La calle San Miguel, artería principal de la localidad que llegó a soportar 18.000 vehículos diarios cuando la N-634 atravesaba la localidad, se habrá convertido dentro de seis en un espacio más amable para el peatón. Ese es el plazo previsto para unas obras de urbanización que empezaron el martes y que el lunes entrarán en una fase más crítica ya que implicarán cortes de tráfico que afectarán al tramo comprendido entre la rotonda de la escultura de Nagel, más conocida como 'La Patata', y la que se ubica junto al ambulatorio.

La interrupción del paso se hará en dos partes; por un lado, estará el trecho entre el portal número 2 hasta Urbano Larruzea y, por el otro, desde esta calle hasta la rotonda de San Juan. La salida desde San Miguel estará precisamente en esta vía, desde la que se permitirá girar tanto a la derecha como a la izquierda. El corte se prolongará durante aproximadamente seis meses.

Nuevas paradas de autobús

Las obras conllevarán la reubicación de las paradas de autobús hasta ahora situadas en la calle San Juan, que se trasladarán a su antigua ubicación en la calle Carmen en el caso de la marquesina en dirección Bilbao, y a una nueva que se habilitará en el primer portal de San Pedro para el transporte público que se dirija a Gernika y Bermeo. Asimismo, el apeadero del entorno de Enartze pasará al número 33 de la calle Carmen.

La obra, que comprende una superficie de 4.600 metros cuadrados y cuenta con un presupuesto de 1.300.000 euros, incluye la reforma de los soportales que discurren junto a San Miguel. Además de sustituirse los acabados de suelos, techo y columnas, se instalará una iluminación a base de tecnología LED de bajo consumo que aumentará la visibilidad y, con ello, la percepción de seguridad.

El uso de vegetación a lo largo de la calle, con la plantación de nueve árboles de gran porte y zonas verdes, permitirá la separación del tráfico rodado del tránsito peatonal.

En el diseño se han incluido dos zonas de carga y descarga para garantizar el suministro al comercio local. Asimismo, se dispondrá de dos plazas destinadas a la recarga de coches eléctricos y una plaza adaptada, y se colocarán contenedores de basura soterrados. El proyecto permitirá que esta vía principal, atigua N-634, se integre mejor con el resto de calles que han sido renovadas, lo que se traducirá en una zona más agradable para el transeúnte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos