LA CLAVE

Las mascotas calientan San Antón

El párroco, José Agustín Maíz, bendice a los animales en el claustro exterior del santuario. / MAIKA SALGUERO
El párroco, José Agustín Maíz, bendice a los animales en el claustro exterior del santuario. / MAIKA SALGUERO

Decenas de feligreses se dieron cita ayer en el santuario de Urkiola para participar en la bendición de animales y panes

MANUELA DÍAZ ABADIÑO.

Agazapado en los brazos de su propietaria, 'José', un perro mestizo de unos 6 años y poco más de un palmo de alto, tiritaba de frío a las puertas del santuario de Urkiola. El abrigo que Janire, su protectora, le colocó ayer en casa para amortiguar las bajas temperaturas que le esperaban a los pies del Anboto, donde como manda la tradición San Antón bendice a los animales y les otorga buena salud y bienestar todo el año, apenas surtía efecto.

«Por su tamaño podría haber entrado en el templo, pero es que llora con el sonido del órgano», apuntaba su dueña, vecina de Abadiño, mientras esperaba el momento estelar de los animales. En su caso, las tradiciones mandan y no se lo pensó dos veces. Se cogió el día libre para que 'José' recibiera la bendición de un santo del que sus padres y abuelos han sido devotos.

«Los tiempos han cambiado mucho, antes se bendecían a vacas y ovejas y hoy traemos a nuestras mascotas, perros y gatos», reconocía Lucas Alberdi, de 66 años. Acompañado de su mujer Alazne Elordi y, pese a la lluvia y el frío reinante, subieron desde el barrio abadiñarra de Mediola hasta el mismo santuario junto a su perro 'Tor', un 'border colin' que, precisamente ayer cumplía cinco años.

«El tiempo nunca nos ha echado para atrás, llevamos años subiendo andando, como se hacía antiguamente, y nieve o diluvie seguiremos haciéndolo, es un paseo muy bonito y hoy es un día especial para los amantes de Urkiola», aseguraba mientras tomaba aliento después de hora y cuarto de ascensión.

En su «paseo» hacia el santuario se les unió a medio camino Bea Antxia y su pastor vasco 'Aske', de 12 años. «Es ya mayor y se cansa mucho», reconoció su dueña. Era su primera vez en la fiesta de San Antón, al igual que para Domingo Gorroño, de Izurtza, y su mascota 'Beltz', un perro mestizo negro de 8 años. Tras ellos llegaron Jon Legarreta, vecino de Leioa, que acudió junto a su mujer y nieto para bendecir a 'Gus', un yorkshire de 8 ocho años; y Andrea Arenas, de Sodupe, que aprovechó su día libre para pisar por primera vez Urkiola junto a 'Mosh', su bulldog francés.

Comer y compartir

Desde Leioa y Erandio, Luis Ortuzar y Jabi Urkiaga aprovecharon la cita religiosa para subir al monte junto a su labrador de tres años. «Nos encanta Urkiola, el año pasado también vinimos en San Antón, una caminata, un txakolí y un pintxo de chorizo y la mañana perfecta», bromeaba mientras esperaba que los sacerdotes salieran al claustro exterior dónde permanecían más de una quincena de animales.

Esta vez no hubo especies exóticas como en ediciones anteriores en las que se dejó ver algún loro, un hurón y también un halcón, pero sí hubo algunos gastos. 'Pau', un felino atigrado de 8 años, asiduo a esta cita, miraba con fiereza a los perros que merodeaban la maleta que le mantenía calentito. Este año en lugar de acudir con su dueña, que se encontraba hospitalizada, lo hizo junto a la hija de ésta, Yomara Crespo, de Abadiño, y el malagueño Manuel Baena, que aprovecharon para bendecir también por primera vez a 'Simba', una gatita de 6 meses, alterada entre tanto can. En el lote estaba también 'Buba', un American Stanford de dos años y medio. «No se aguantan, pero se respetan», bromeaba ante la algarabía Manuel Baena.

Durante la eucaristía también se procedió a la bendición de panes, que según manda la tradición «se deben comer y compartir entre la familia y los animales», explicó el sacerdote Josu López, que junto a José Agustín Maíz y Antonio Madinabeitia, de 85 años y único misionero que todavía permanece en Urkiola, oficiaron la misa. El rito se remonta a la antigüedad, cuando los campesinos se encomendaban a San Antón como protector de los animales ante las enfermedades y los ataques de depredadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos