La Mancomunidad de Durango pone orden a las ayudas a domicilio

Protesta que las auxiliares de ayuda a domicilio de la comarca realizaron el sábado en Durango. / CC OO
Protesta que las auxiliares de ayuda a domicilio de la comarca realizaron el sábado en Durango. / CC OO

La demanda se ha reducido en detrimento de las trabajadoras, que se movilizan para mejorar sus condiciones laborales

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El servicio de ayudas a domicilio supone el contrato más potente que gestiona la Mancomunidad de Durango. Recibe más de un millón de euros, el 15% del presupuesto total del ente supramunicipal, y sin embargo, carece de una regulación al respecto. Los cambios en el perfil del demandante, en las ayudas y las protestas de las trabajadoras que se encargan de su prestación ha animado al organismo comarcal a redactar un reglamento que ponga orden a las ayudas a domicilio en la comarca. El objetivo es tenerlo listo para la próxima contratación que se formalizará en 2019.

De momento, la Mancomunidad de Durango ha comenzado a trabajar en el borrador del reglamento, que ya disponen en otras comarcas. En él se definirá esta ayuda y cómo se presta, entre otros aspectos. Una vez elaborado, se trabajará en las diversas comisiones y se invitarán a los sindicatos a que aporten propuestas, explicó el presidente del ente supramunicipal, Aitor López. El reglamento marcará las condiciones del pliego que se rija en la próxima contratación del servicio.

Al mismo tiempo, la Mancomunidad de Durango está realizando un estudio de las «necesidades reales» del servicio en la comarca con el objeto de «mejorar el servicio y las condiciones de las trabajadoras». En dicho informe se definirá el perfil del demandante en la comarca, con el fin de poder abrir el abanico de ayudas para poder duplicar prestaciones y que además de ayuda económica reciban atención domiciliaria.

La ayuda a domicilio para personas dependientes se ha reducido de manera considerable en los últimos años en la comarca del Duranguesado, puesto que una gran mayoría se decanta por acogerse a la retribución económica en lugar de recibir la atención a domicilio.

En lo que llevamos de década la plantilla de trabajadoras que ofrece este servicio en la Mancomunidad a través de la empresa Urgatzi se ha reducido un 54%, tal y como han asegurado desde CC OO. Esto, además ha supuesto una precariedad laboral de las empleadas que además de ver peligrar sus puestos de trabajo, viven en continua incertidumbre sin poder planificar su jornada laboral.

«Conocen las horas que van a trabajar y a dónde tienen que ir el mismo día», lamentan desde el sindicato. La plantilla, que ha pasado de 80 personas en 2011 a 37 en la actualidad, se concentró el pasado sábado en el pórtico de Santa María de Durango para denunciar su situación y al mismo tiempo apoyar la campaña reivindicativa del sector que en estos momentos está negociando el convenio colectivo en Bizkaia.

«Decisión personal»

Desde el sindicato denunciaron también «el recorte de los servicios que se están realizando en todo el Duranguesado durante los últimos años», sin embargo, desde la Mancomunidad de Durango explicaron que son los propios usuarios los que deciden elegir entre una prestación económica o un servicio de cuatro horas semanales de ayuda a domicilio. «Es una decisión personal», apuntó López.

Insistió, sin embargo, en que el servicio que ofrece el órgano comarcal, además de ser profesional y de calidad, garantiza los derechos del personal que desempeña esta labor. Y eso, en su opinión, «es algo muy importante que deben tener en cuenta las familias a la hora de contratar el servicio».

Temas

Durango

Fotos

Vídeos