Mañaria colocará bolardos en Andra Mari para impedir el estacionamiento de vehículos

M. DÍAZ MAÑARIA.

La calle Andra Mari de Mañaria acaba de iniciar su reurbanización. La obra más potente que se contempla en los presupuestos de este año concluirá en pocas semanas después de que se asfalte el firme de la vía que transcurre entre la iglesia y la parada de autobús y adopten medidas para garantizar la accesibilidad. En las aceras se procederá a la colocación de bolardos para impedir que aparquen los coches, y se pintará una zona de preferencia para bicicletas y viandantes, quienes compartirán el espacio con los coches. «Se trata de garantizar la correcta convivencia entre peatones, bicicletas y vehículos», detallan desde el Ayuntamiento de la localidad.

Las obras de reurbanización también contemplan el desplazamiento de los contenedores situados a la altura del portal número 15 a un espacio público. En su nuevo emplazamiento se ubicarán cinco depósitos de reciclaje.

Con un presupuesto de 104.295,87 euros, un 24% subvencionado por la Diputación, se asfaltará también el camino que conduce al caserío Pagabe en Aldegoiena y se estabilizará el firme en Kapaneta, donde se eliminará un punto negro del municipio con la instalación de un nuevo punto de luz. En este sentido, también se arreglará la luminaria del vial a Urkuleta. El propósito de estos presupuestos ha sido acercar las inversiones a los barrios ya que los residentes en ellos se sienten abandonados de las políticas municipales.

Fotos

Vídeos