En el Juzgado de Durango se dejará de pasar frío o calor a primeros de junio

Instalación del nuevo sistema de climatización. / Y. R.
Instalación del nuevo sistema de climatización. / Y. R.

La consejera espera que para esas fechas esté concluida la instalación del nuevo sistema de climatización

YOLANDA RUIZ DURANGO.

El intenso frío que el Palacio de Justicia soporta en el crudo invierno, que este año está siendo un tanto largo, y el asfixiante calor del verano dejará muy pronto de hacer mella tanto en las personas que acuden al edificio a trabajar como a quienes se acercan para realizar cualquier gestión relacionada con la judicatura o el registro, ubicado en el hall del edificio. La consejera de Justicia y Trabajo, María Jesús San José, espera que para finales de este mes o comienzos del próximo mes de junio estén finalizadas las obras de instalación del nuevo sistema de climatización, que en un principio se pensaba tener listo para finales del pasado mes de marzo.

Las obras ponen fin a más de cinco años de espera y de quejas constantes por parte de la plantilla de trabajadores y personas usuarias de las instalaciones ubicadas en la plaza de Ezkurdi. El pasado mes de febrero arrancaron las obras para retirar las antiguas máquinas instaladas en el edificio que data de 1996 y cuyo mal funcionamiento provoca que los usuarios se congelen en invierno y se asfixien en verano. «Una vez limpia toda la cubierta, se instaló el nuevo sistema de climatización sostenible, que supondrá un ahorro energético y de mantenimiento», explicaron los responsables del proyecto.

719.134 euros

La reforma del sistema conlleva la instalación de calefacciones, ventilación y aire acondicionado del inmueble, que cuenta con una superficie de 4.700 metros cuadrados. Estos trabajos fueron adjudicados el pasado mes de noviembre a Giroa S.A. entre las nueve firmas que se presentaron a la convocatoria pública, con un presupuesto que se ha elevado a 719.134 euros.

La nueva climatización del edificio evitará al Gobierno vasco tener que volver recurrir este verano a conceder a los trabajadores un descanso de 15 minutos cada hora y media de trabajo los días en los que el termómetro se disparaba. Se evitará, además, el envío de ventiladores durante la época veraniega, así como de radiadores con los descensos de temperatura. También se dejarán a un lago las afecciones de neumonía que han llegado a sufrir algunas personas que trabajan en el edificio.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos