Juan de Iciar velará por unas fiestas libres de actitudes sexistas, homófobas y racistas

Este barrio retoma las fiestas en las que no faltará la cena en la que los residentes comparten sus viandas

MANUELA DÍAZ DURANGO.

'Si has sido testigo de una agresión, o la has recibido, ¡habla conmigo!'. Con este mensaje visible en su vestimenta junto a la imagen de dos manos -una rosa y otra con los colores del arco iris-, cada persona de la organización velará por unas fiestas libres de actitudes sexistas, homófobas y racistas este fin de semana en el barrio Juan de Iciar de Durango. Todos ellos, miembros de la asociación Santi Sapuherri, irán debidamente identificados y no solo vigilarán comportamientos que atenten contra la libertad sexual y racial, sino que serán los encargados de activar el protocolo. Además, en la zona de la txosna se colocarán carteles advirtiendo que se trata de una zona libre de agresiones.

Las fiestas, que se retoman tras un año de parón por el relevo interno en Santi Sapuherri, se celebrarán el sábado y domingo e incluye las actividades que más éxito han tenido durante los últimos años a propuesta de los vecinos del barrio. La jornada del sábado comenzara con la lectura de pregón y el chupinazo al mediodía. Será el momento en el que se abra la txosna. Una hora después comenzará el pintxo-pote popular y se irán sucediendo concursos como el de la rana o tute. Los más pequeños tendrán su momento a partir de las 16.00 horas con juegos infantiles y dos horas después la música llegará de la mano de El reciclador 10 con un espectáculo para menores.

Siguiendo con la tradición, a las siete de la tarde se hará un reparto de sardinas y a las nueve de la noche se celebrará la cena popular, donde cada vecino baja de su casa cena y comparte entre todos. La velada concluirá con la música del DJ bilbaíno Xabi Rain.

El domingo, comenzará con unos pasacalles de trikitixas a las once de la mañana y misa a las doce. A su término, poteo y comida popular en el hotel Olajauregi. Una comida a la que pueden acudir tanto socios, como vecinos y gente del pueblo que previamente hayan adquirido tarjetas a la venta en el barrio.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos