«Los jóvenes no tienen un sitio donde ir a interactuar en Durango»

Primer parque cubierto en Durango, que no satisface las demandas. / E. C.
Primer parque cubierto en Durango, que no satisface las demandas. / E. C.

1.300 familias se interesan por formar parte de una asociación para reivindicar una mejor oferta de ocio para este sector de población

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Que existe una necesidad de mejorar la oferta de ocio juvenil en Durango no es una obsesión de cuatro padres. En apenas tres días, el grupo de Facebook Durangoko Familiak ha logrado reunir a cerca de 1.300 simpatizantes. La idea es «involucrar a las familias desde el principio» a través de ese foro, recoger ideas, demandas y el mayor apoyo posible para constituirse como asociación. Antes de que finalice el año organizarán una asamblea abierta, que será el primer paso para constituirse como asociación.

La idea saltó cuando la duranguesa Alaitz Arizaga llegó a reunir 600 firmas a través de change.org para poder disfrutar de un parque cubierto en Durango. Una demanda que ha tomado forma hace cerca de dos meses en el colegio público de Landako. La reunión convocada entonces por EH Bildu para hablar sobre la problemática de los parques y el ocio juvenil, terminó de dar forma al grupo y en ella, como ya anunció EL CORREO, se acordó formar una asociación, que, sin vinculación política, tratara de mejorar la oferta de ocio para los jóvenes.

El colectivo considera que los trece parques que cuenta la villa apenas llegan a cubrir las necesidades de los menores de entre 2 y 7 años para quienes van destinadas estas zonas. Al margen, y sin alternativas, quedarían los bebés y adolescentes. «En los bajos del polideportivo se juntan los chavales a comer pipas y jugar al móvil porque no tienen otra alternativa», apunta María Oñate, una de las impulsoras del grupo.

Gazteleku y ludoteka

Aseguran contar con muchas ideas. Existen proyectos en otros municipios como los gaztelekus guipuzcoanos o servicios de ludoteka que afirman podían adaptarse a la realidad de la villa. Y si bien reconocen que existen zonas destinadas para los más mayores, como las canchas de baloncesto de San Ignacio, las tirolinas de San Fausto, la 'uve' de skate situada junto al bidegorri o el rocródomo, éstas no terminan de cubrir las verdaderas necesidades de este colectivo, cuya forma de disfrutar del ocio es vital contra los botellones.

«Debemos trabajar de manera conjunta con el Ayuntamiento, porque somos un recurso muy útil para garantizar un buen servicio», explicó Oñate. De haberse contado con ellos, se hubiera evitado problemáticas no tenidas en cuenta por los técnicos municipales. En este sentido, indicaron que el nuevo parque cubierto de Landako, el primero que dispone la localidad, no tiene ni un solo banco en la zona protegido y el cuadro de luces se encuentra al alcance de los jóvenes. «Debemos trabajar todos unidos para mejorar la calidad de vida de Durango», plantea María Oñate.

A esta madre de dos hijos le inquieta que no exista una oferta de ocio «saludable» y que «los jóvenes solo se relacionen a través de wasap porque no tienen un sitio dónde ir e interactuar».

Temas

Durango

Fotos

Vídeos