El ingenio se cuela en las aulas

Creadoras de un filtro para cigarrillos que reduce las partículas nocivas para los pulmones. / MANUELA DÍAZ
Creadoras de un filtro para cigarrillos que reduce las partículas nocivas para los pulmones. / MANUELA DÍAZ

Lauaxeta celebra su feria de emprendimiento con 26 proyectos ideados por alumnos

MANUELA DÍAZ AMOREBIETA-ETXANO.

La edad no es un límite para formar una empresa. Basta con tener una buena idea y conocimientos para desarrollarla. Así lo han entendido en la Ikastola Lauaxeta de Amorebieta-Etxano dónde 120 alumnos de primero de bachillerato han participado en la cuarta edición de la feria de emprendimiento celebrada en las instalaciones del centro. De los 26 proyectos elaborados algunos se lanzan ya a la piscina para desarrollarlo de manera profesional o conseguir la patente de su producto.

«Es impresionante lo que los jóvenes pueden hacer en solo una semana y media», apuntó el evaluador Jon Agirre. Pese a que los ganadores de la muestra se darán a conocer en los próximos días, algunos proyectos ya apuntaban como firmes candidatos al triunfo por su innovación y desarrollo.

Es el caso del trabajo de Garazi Olano, María Gamez, Nora García, Nora Postigo y Ane Urgoiti que han unido esfuerzos para la creación de un filtro de cigarrillos que reduce en un 99% las partículas nocivas para los pulmones. «Buscábamos una solución para un problema que está muy presente en nuestras vidas y nos pareció interesante cómo reducir los efectos del tabaquismo en la salud», apuntó la bermeotarra Garazi Olano.

Han testado el producto, comprobado su rentabilidad, sabor, efectos en la salud e incluso posibles subvenciones de Gobierno vasco a jóvenes emprendedores como ellas. El resultado ha sido un éxito al que han dado el nombre de 'Tekbaco' y su objetivo ahora es patentar el producto cuyos beneficios se destinarían a pagar sus estudios universitarios. No es un sueño adolescente. De hecho, ya han participado en varias ferias con su proyecto y han obtenido el tercer premio en la muestra Exporecerca Jove de Barcelona que les llevó hasta Bruselas.

A los cinco jóvenes de Elea Elkartea se les ocurrió la idea de montar una aplicación móvil para aprender euskera vizcaíno haciendo deberes en clase. «En internet no existe nada y me tiraba horas para hacer los ejercicios en vizcaíno», señaló Maider Rioja, de Amorebieta-Etxano. Es por ello, que junto a Irati Zelada, Jon Castillo, de Elorrio, Amaia Etxebarria y Jabier González crearan 'Euskal point', una app con ejercicios prácticos de vizcaíno para euskera, castellano, inglés y francés. «Con ella puedes practicar en cualquier sitio y si no sabes te da pistas», señala Jon Castillo que ve en los centros escolares un foco de mercado potencial para su empresa. Su idea también es patentarla.

Contenido social

La tendencia entre los jóvenes a desarrollar una firma con alto contenido social se ha dejado ver en el certamen. Agnodice es una prueba de ello. Se trata de un foro para que las mujeres que han sufrido alguna agresión o violencia de género dejen su testimonio y creen una red de ayuda y apoyo para superarlo. «Nos dimos cuenta que muchas mujeres quieren mantener el anonimato y aprovechan las redes sociales para denunciar sus casos», explica Ane Miren Lujua, que junto a Oihane Zarate, Garazi Zorrilla y Esti Zubimendi han ideado el proyecto.

'Huelmobiles' fue uno de los proyectos más desarrollados y sus cinco creadores contaban en el contrato bancario para lanzarse a la piscina. La idea es sencilla. Una web fácil e inteligible en la que con tres cómodos pasos compres tu funda de móvil personalizada por 14,95 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos