Un incendio provocado destroza la planta superior del centro de menores de Amorebieta

LUIS CALABOR

El fuego comenzó a la cuatro y media de la tarde en una habitación y afectó también al tejado

BEATRIZ GARNÁNDEZ

Nuevo incidente de gravedad en el centro de menores extranjeros ubicado en Amorebieta. Un incendio provocado destruyó en la tarde de ayer el interior de la planta superior del inmueble y también parte del tejado, sin que se registrasen heridos, según ha informado la Ertzaintza. El fuego comenzó a las cuatro y media de la tarde en una habitación del centro. Hasta el lugar se desplazaron varias dotaciones de bomberos, que lograban extinguirlo poco antes de las 18.00 horas, aunque todavía no se ha podido determinar el origen exacto del fuego ni realizar una estimación pormenorizada de los daños registrados.

Mientras los efectivos de los bomberos intentaban controlar el fuego desatado en el edificio, muchos de los menores allí residentes se congregaron en las inmediaciones. Algunos realizaban gestos a los coches que pasaban por el lugar y grababan vídeos o se interesban por lo sucedido, y otros, según algunos testigos, gritaban «Alá es grande» en plan irónico.

«Es una vergüenza. Cada dos días hay una ambulancia o viene la Ertzaintza porque se están peleando o han hecho algo», denunció un testigo de lo ocurrido, que prefiere mantener el anonimato. «Los chavales se ríen y juegan con los extintores. Suelen prenderle fuego a los colchones», relató esta persona para posteriormente confesar: «Nosotros les tenemos miedo».

Con motivo del incendio, el centro tuvo que ser desalojado y los internos trasladados en autobús a otros centros de acogida regentados por la Diputación.

El albergue de Amorebieta -un caserío de tres alturas situado en el barrio de San Antonio-, acoge a menores inmigrantes extranjeros y no acompañados que acaban de llegar a Bizkaia. Tiene 40 plazas, depende de la Diputación y en los últimos meses ha registrado varios sucesos de similares características. Muchos colectivos han denunciado que el centro sufre un problema de saturación y que los menores viven hacinados en él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos