«Hablar de la muerte es hablar de la vida»

La iniciativa reunió en Elorrio a vecinos procedentes de diferentes puntos del Duranguesado. / VIRGINIA ENEBRAL
La iniciativa reunió en Elorrio a vecinos procedentes de diferentes puntos del Duranguesado. / VIRGINIA ENEBRAL

Una pizarra en la pared exterior del frontón Hilario Azkarate de Elorrio recoge desde ayer los deseos de la gente antes de fallecer

VIRGINIA ENEBRAL ELORRIO.

Antes de morir quiero hacer un viaje por el mundo. Antes de morir quiero que la igualdad sea real. Antes de morir quiero tener un nieto o nieta en brazos. Sueños imposibles o metas alcanzables. Deseos colectivos o anhelos individuales. Todos ellos y algunos más ya se pueden leer en la pared exterior del frontón Hilario Azkarate de Elorrio. Y la idea es que se vayan sumando muchas más. «Hemos hecho el panel en euskera y castellano, pero sería estupendo que aparecieran frases en urdu, en indi, en árabe, en inglés, en francés... porque en la comarca viven personas que tienen las mismas aspiraciones, pero las piensa en otros idiomas. Y esto nos iguala bastante», lanza Sara Eguidazu, alumna de la última promoción del curso 'Claves para vivir participando en el mundo de hoy'.

La singular iniciativa forma parte del trabajo final de este seminario dirigido a personas de más de 55 años que organiza la Mancomunidad del Duranguesado y Behargintza. Se inspira en un proyecto internacional denominado 'Before I die...' que ya se ha llevado a cabo en 76 países y escrito en 38 idiomas. El origen se encuentra en Nueva Orleans hace apenas seis años. Después de haber perdido a un ser querido, la artista Candy Chang planteó esta misma pregunta en una pared deteriorada. «Su sorpresa fue que la gente comenzó a dejar sus respuestas, algunas trascendentales y otras más banales», explica.

La también alumna Julia Arróniz ansía «hablar bien en euskera». «Entiende todo», asegura su compañera Edurne Agirre cuya petición es ver crecer a sus nietos. «Siempre estoy con ellos y desearía poder ver en qué se convierten, descubrir su forma de ser, apoyarles cuando lo necesiten, incluso aconsejar sobre su educación». Pero no era la única idea que le rondaba por la cabeza. «He hecho dos veces el Camino de Santiago, el clásico y el de la costa. Me gustaría volver a cubrir alguna etapa, en grupo, con algunas personas cercanas. ¡Eso sí, sin mochila!». Y ya puestas a pedir, añadía que «también montar en globo o volar en helicóptero». La muerte es «es un tema que se evita, pero hablar de ella es hablar de la vida», asegura rotunda Sara Eguidazu.

Dos partes

Un vídeo echando abajo los estereotipos de las personas mayores, un grupo de senderismo o una asociación con el nombre de Bizidun son algunos de los proyectos puestos en marcha en ediciones anteriores. «Los trabajos finales nacen con el objetivo de fomentar la participación», subraya Eva Pérez de Albéniz, dinamizadora del taller que congregó a vecinos de Durango, Elorrio, Garai y Abadiño.

La iniciativa «ha enriquecido a todo el alumnado, ya que sólo teníamos en común el ser mayores de 55 años», destaca Eguidazu. Y es que, «las personas jubiladas ni estamos siempre quejándonos de la salud ni pasamos de ser útiles para la sociedad», reivindica. Ella estrenó el panel por partida doble. Junto a su deseo de «vivir serenamente» escribió también el de un buen amigo que ha sufrido un ictus. «Su anhelo es caminar sin ayuda», apuntó.

El curso consta de dos partes. La primera se centra en la formación y se trabajan tanto las emociones, las habilidades o los cambios como algunos aspectos relacionados con el conocimiento del entorno. «El objetivo es que sean conscientes de en qué etapa de la vida están o van a entrar, que ser mayores no es nada malo. Siguen siendo las mismas personas con los mismos proyectos», resalta La dinamizadora.

La parte final, por su parte, consiste en promover la creatividad a través de las motivaciones de cada uno. «Analizamos qué tiene cada uno para ofrecer porque al final se trata de que participen en el proyecto pero también en la vida, en el día a día, que se hagan presentes y visibles», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos