«Cada vez hay más gente con ganas de desvelar su historia de la Guerra Civil»

Concentración ante el Juzgado de Durango durante la presentacion de la querella contra los autores del bombardeo. /  MAIKA SALGUERO
Concentración ante el Juzgado de Durango durante la presentacion de la querella contra los autores del bombardeo. / MAIKA SALGUERO

La asociación cultural Durango 1936 ha aportado nuevos testimonios a la web creada hace un año para «mantener vivos estos recuerdos»

NAHIKARI CAYADO DURANGO.

Pese al tiempo transcurrido, el dolor sigue latente entre los supervivientes de la Guerra Civil en el Duranguesado y sus familiares. No olvidan la represión que se llevó por delante la vida de cientos de personas, muchas de ellas fusiladas «por creer en un mundo más justo y libre» y tampoco consiguen sacar de su mente las imágenes de la destrucción causada por los bombardeos.

La página web creada por la asociación cultural Durango 1936 mantiene vivos estos recuerdos, que se acaban de ampliar con la incorporación de una decena de entrevistas -disponía de 80 anteriormente- y un total de 1.099 vídeos editados. «Tenemos mucho material que llevamos recopilando durante diez años con el que en un principio íbamos a hacer un libro, pero al final decidimos actualizarnos y crear la web, para poder así llegar al máximo de gente posible», detalla Andoni Barreña, portavoz del colectivo.

Esta plataforma digital se puso en marcha el año pasado y han sido numerosos los vecinos que se han animado a contar sus vivencias acerca de la guerra y la posguerra civil en el Duranguesado. De hecho, Barreña afirma que «cada vez se acerca más gente con ganas de desvelar su historia. Incluso nos han llegado cintas grabadas de hace más de 15 años, lo que ha permitido sacar a la luz testimonios de gente que ya no lo puede hacer».

Feliciana Markoida Olaetxea, por ejemplo, perdió a su hermano en la guerra y durante muchos años la familia no supo dónde se encontraba. Recuerda que en la década de los sesenta supieron que se encontraba enterrado en los terrenos de un caserío de Arrieta, donde trataron de recuperar su cuerpo, pero no fue posible por las condiciones del entorno.

También hay quienes soportaron lo indecible por defender sus ideas como Iñaki Gorritxategi Alberdi, que tenía seis años cuando se produjo el levantamiento fascista. Rememora cómo tras la denuncia de un vecino, se llevaron preso a su padre y le precintaron el molino a su madre, negándole también los salvoconductos necesarios para acercarse a la localidad guipuzcoana de Eibar a vender verduras.

Gorritxategi tampoco olvida la «brutalidad de la escuela franquista», así como el hecho de que les prohibieran hacer uso de su lengua, el euskera. Quien también luchó durante la posguerra fue la bertsolari Kristina Mardaras Sedrun, que relata como vivió de primera mano el renacer cultural del euskera siendo pionera en el movimiento de bertso-eskolas y la única mujer durante mucho tiempo que subía a los escenarios para improvisar.

Proyecto vivo

La iniciativa de recopilar estos testimonios surgió con el objetivo de «revivir esa parte de la historia de nuestro pueblo que había sido silenciada» antes de que se perdiera definitivamente y poder utilizarla de cara al futuro. Todos los recuerdos han sido recuperados 80 años después por la asociación cultural de Durango 1936. «Mediante la página web cualquiera puede ver testimonios reales sufridos durante la guerra que han sido ocultados durante años y ahora pueden salir a la luz», asegura Andoni Barreña.

El proyecto está dividido en cuatro pilares básicos como son los bombardeos que sufrió Durango en septiembre y en marzo del 36, la gente que tuvo que huir de la villa buscando una vida mejor y los que sufrieron la represión durante la posguerra. A día de hoy, la web contiene 1.099 vídeos editados y cuenta con más de 90 entrevistas, a los que se suman fotografías, sumarios judiciales y otra serie de documentos.

El proyecto continúa vivo y dispuesto a seguir completándose con más testimonios e información. Por ello, desde la agrupación duranguesa hacen un llamamiento para «colaborar en este trabajo y participar a poner voz a la historia de la villa como ya lo han hecho otras tres personas más en lo que va de año», sentencian.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos