Los funcionarios del juzgado de Durango podrán salir cada hora y media para soportar el calor

Dos trabajadoras se refrescan en la entrada del juzgado./Maika Salguero
Dos trabajadoras se refrescan en la entrada del juzgado. / Maika Salguero

El decano advierte que el problema de ventilación «impide el normal funcionamiento de la Justicia y afecta a la salud» de trabajadores y usuarios

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERASBILBAO

El decano del partido judicial de Durango dictó ayer por la mañana un acuerdo gubernativo inédito debido al calor. Las quejas de los funcionarios por que se congelan en invierno y se asfixian en verano vienen de lejos, la última de ellas el pasado día 21 de junio, cuando los termómetros en el interior del edificio, inaugurado en 1996, rozaron los 30 grados.

A raíz de aquel episodio, el Departamento de Trabajo y Justicia del Gobierno vasco ha dictado una resolución por la que se acuerda conceder a los funcionarios judiciales «un permiso de quince minutos por cada hora y media de trabajo, a fin de paliar las consecuencias del defectuoso funcionamiento del sistema de aire acondicionado en el Palacio de Justicia de Durango», según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) en una nota de prensa.

LA CLAVE

29
grados se alcanzaron el pasado 21 de junio en el interior de los juzgados. Los trabajadores se refrescan con ventiladores y agua.

Después de años «dando largas», según los sindicatos, parecía que el proyecto de climatización del edificio estaba en marcha. Sin embargo, según explicó a este periódico el director de Servicios del Departamento de Justicia, Juan Ignacio Urresola, la solución tampoco llegará este verano. El último problema ha sido de personal. El concurso para cubrir la plaza de responsable de contratación quedó desierto y tuvieron que lanzar una nueva convocatoria. «Son procedimientos que pueden durar cuatro o cinco meses y no se pueden hacer a la ligera», argumenta.

«Grave problema»

En opinión del decano de Durango, la solución provisional adoptada por Justicia de dar descansos a los trabajadores, «supone en la práctica la reducción de una hora en la jornada ordinaria de trabajo» y, además, a su juicio, «es insuficiente para abordar el grave problema de calor que sufren las instalaciones judiciales».

En el acuerdo gubernativo que dictó ayer por la mañana «se reiteran las quejas que se vienen produciendo por esta causa en los últimos cuatro años, con especial referencia a la formulada el pasado 22 de junio».

La medida «supone la reducción de una horaen la jornada ordinaria de trabajo», dice el decano

«La falta de adopción de medidas definitivas que consistan en la dotación de un adecuado sistema de ventilación impide el normal funcionamiento de la justicia y afecta a la salud tanto de los funcionarios como de los usuarios de la Administración de Justicia», señala el decano. Pese a todo, ayer, jornada de temperaturas elevadas, se celebraron «las siete vistas públicas previstas».

Hasta ahora, los funcionarios se refrescaban con ventiladores o bajando a la fuente que hay a la puerta del juzgado, y en invierno recurrían a calefactores. «No es sano. La gente enferma por las bajas temperaturas que tiene que soportar o por el estrés térmico. Hay días en que se han registrado 29 grados», critican fuentes sindicales. Los ciudadanos que acuden al edificio judicial también lo sufren. «Da pena ver a los padres que vienen a registrar al bebé y tienen que esperar con la sillita en plena corriente», denunciaban.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos