«El follón que se monta en las txosnas les desvelan toda la noche»

Kurutziaga sirvió de sede a las txosnas por primera vez hace cinco años. / MAIKA SALGUERO
Kurutziaga sirvió de sede a las txosnas por primera vez hace cinco años. / MAIKA SALGUERO

La residencia de personas mayores Astarloa lamenta que no se le haya tenido en cuenta al volver a ubicarlas en Kurutziaga

MANUELA DÍAZ DURANGO.

A falta de dos semanas para que den comienzo las fiestas de San Fausto en Durango, la ubicación de las txosnas sigue levantando ampollas. La residencia de personas mayores Astarloa ubicada en la calle Pablo Pedro Astaloa se unió hace una semana a la demanda vecinal para solicitar al Ayuntamiento y a la comisión de txosnas que se planteara cambiar el emplazamiento y solicitaron algunas medidas para garantizar la seguridad de los residentes. Ayer, seguían a la espera, sin noticias de ningún tipo por parte del Consistorio.

Responsables del centro residencial señalaron que la mayoría de los 48 internos registrados en estos momentos sufre demencia o alzhéimer, e incluso hay una mujer que cuenta con 102 años. Un perfil al que el ruido puede afectarles de manera significativa a su salud. A la mayor parte, además, la falta de descanso les trastorna durante todo el día. «Suelen acostarse temprano y cuando empieza el follón que se monta en las txosnas han hecho el primer sueño y se desvelan ya toda la noche», explican.

Todavía recuerdan el malestar que se generó hace dos años, cuando por primera vez se instalaron las txosnas en Kurutziaga. «Fue muy duro, pero ni entonces ni ahora nos han tenido en cuenta», señalan desde el centro. Insisten en que no solo se trata de cuatro días, sino de dos fines de semana, uno de ellos un puente, por lo que es «vital» que se garantice la salida de las ambulancias.

«En estos momentos, tres días a la semana tenemos que trasladar a pacientes al hospital para hacer un tratamiento de diálisis y la ambulancia llega a las 6.45 horas», informan. A estos traslados se suma los que se realizan de urgencias que, en horario nocturno tiene una media de «dos al mes», puntualizan desde el centro.

Seguridad

Otro de los problemas a los que asegura enfrentarse el centro de personas mayores Astarloa es la seguridad. «Quien nos garantiza que no se colarán personas dentro del inmueble una vez que abran la verja para dejar pasar a la ambulancia», apuntan.

Pese a las críticas vecinales, de momento, el acuerdo entre el Ayuntamiento de Durango y la comisión de txosnas establece que se instalarán en la calle Kurutziaga este año, y en el exterior del pabellón multiusos de Landako, el próximo año.

La comisión de txosnas, por su parte, lleva años a la espera de un espacio propio que les evite tener que esperar hasta el último momento para conocer la ubicación y el continuo peregrinaje al que están sometidas y que les ha llevado a deplazarse por Pinondo, Zumar kalea, Kurutziaga y Landako Gunea.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos