Las fiestas se reinventan en Tabira y dan paso a la juventud en la organización

El concurso de marmitako reunirá el sábado en Tabira a 720 comensales. / E.C:

El barrio durangués rendirá homenaje a las seis generaciones de los Isacelaya que han ejercido de sacristanes

MANUELA DÍAZDURANGO

De los pintxos de tortilla que se degustaban a la salida de misa el día de San Pedro a cuatro días de fiestas con conciertos, talleres, pruebas deportivas y concursos gastronómicos. Las fiestas del barrio Tabira han sabido reinventarse para convertirse en los últimos años en un imprescindible de Durango. A los conciertos acuden el millar de asistentes y el concurso de marmitako, que cada año va a más, contará con 720 comensales el sábado. Un formato que afronta un nuevo cambio y es que la cuadrilla que desde hace una década se puso al frente de las fiestas –Nagore y Haritz, Iñigo y Alicia, Alberto y Lorena o Leire– se despiden y dejan espacio a los jóvenes del gaztetxe Sorginola, que, para ir calentando motores, este año han incluido varias actividades.

Hace una década tomaron el testigo a Carmelo Fondado, ‘el alcalde de Tabira’ que durante años se encargó de preparar las tortillas para repartir a el día grande. Su nieta Lorena y su cuadrilla venían con ganas de trabajar y darles a las fiestas nuevos aires. «Fue complicado, entonces solo éramos un grupo de amigos no como ahora que hay una asociación, y teníamos que contar las monedas al acabar las fiestas para pagar a la gente», recuerda.

Incorporaron conciertos, el concurso de marmitako, talleres y desde el pasado año dieron un tinte social a las fiestas con el domingo solidario. Se sienten cansados, algunos de ellos acaban de ser padres y ven necesario nuevas ideas para rejuvenecer la fiesta. Pero no quieren perder sus raíces y han pedido mantener el reparto de tortillas a la salida de misa, además del marmitako y de la jornada solidaria.

Solidaridad con Geu Be

Esta tarde, a las 19.00 horas, habrá misa mayor y por primera vez la familia Isacelaya no hará sonar las campanas. Seis generaciones de sacristanes que terminó hace meses con el fallecimiento de Mari, que se encargó de esta tarea tras la muerte de su esposo Inazio Isacelaya hace tres años. La familia será homenajeada esta tarde, y tras la misa habrá pintxopote, concierto y música DJ. Mañana, a las 19.00 horas, arrancará el txupinazo, al que seguirá una exhibición de txalaparta y danza, la tortillada y romería. La jornada del arrancará a las nueve con spinning para hacer hambre para el concurso de marmitako. Durante toda la mañana habrá camas elásticas, campeonato de pádel, juegos infantiles, bingo musical, campeonatos de mus y parchis y música.

Todo lo recaudado el domingo se destinará a la Asociación de Familias con Necesidades Especiales Geu Be. Los txistularis tocarán diana a las nueve y al mediodía habrá exhibición de perros pastor. Una hora después actuarán los alumnos de la Bertso eskola de Durango y se ofrecerán pintxos de pollo con label.

Temas

Durango

Fotos

Vídeos