«Las fiestas y las calles también son de las mujeres»

Leonor Peña accede al Ayuntamiento para leeer el pregón de las fiestas bajo el pasillo de los dantzaris. / M. GOIKOETXEA

Leonor Peña, en representación de Helmuga, animó ayer en el txupinazo de Zaldibar a compartir tareas, ligar de forma sana y no aceptar abusos

MARTA GOIKOETXEA ZALDIBAR.

Las fiestas de Zaldibar no pueden entenderse este año más que desde el respeto y la igualdad de género. Con un mensaje feminista, la asociación Helmuga se encargó de dar la bienvenida a los festejos y lanzar el txupinazo desde el balcón consistorial ante una plaza repleta de un animado público. «Os invitamos a disfrutar de estos días en igualdad, bajo tres consignas principales: comparte las tareas de casa y el cuidado para que todas las personas puedan disfrutar en igualdad de condiciones de las fiestas; respeta, practica un ligoteo sano, y defiende, no aceptes abusos. Porque las fiestas y las calles también son nuestras, y también en Zaldibar, la igualdad es cosa de todas y de todos», aseguró Leonor Peña, una de las socias fundadoras del colectivo. Sus más de sesenta compañeras le cedieron el honor de ser la voz de las fiestas como un homenaje ya que 'Leo', como ellas la llaman «ha sido una valiente y se ha recuperado de un problema en el corazón».

El colectivo integrado por mujeres de diferentes generaciones puede ofrecer un análisis más amplio sobre los cambios que se han generado en la sociedad en cuanto a la igualdad de género. «Hemos avanzado en el sentido de que las mujeres hemos logrado más derechos y estamos a la par que los hombres en muchos aspectos», afirmaron. Conscientes de que cada vez hay «más concienciación» y la gente está «más sensibilizada», insisten en que «aún queda mucho por hacer». «La juventud tiene más libertad que en nuestra época y eso está bien, pero ahora es más habitual que antes romper el límite que nunca se debe pasar. El alcohol y el calor de las fiestas pueden llevar a cometer actos horribles de los que después se arrepentirán», aseguraron las veteranas del grupo. Por ello, en su opinión, se llevan a cabo en todos los municipios campañas para evitar agresiones sexistas. También Zaldibar ha elaborado un protocolo para responder a esta lacra durante los festejos.

Con la plaza abarrotada de vecinos expectantes, los responsables municipales junto con la juventud del pueblo alzaron el txopo. Los dantzaris acompañaron a las pregoneras hasta las el edificio consistorial, donde lanzaron el txupinazo que sirvió de arranque para un programa festivo lleno de actividades.

La fiesta dirá adiós el domingo con trikitilaris por las calles del pueblo, euskal dantza y bailes africanas en la plaza Zaldua. Ese mismo escenario reunirá un año más a los apasionados al bertsolarismo a partir de las seis con el espectáculo 'Ez da kasualitatea'. Los más pequeños, entre tanto, podrán disfrutar del txiki-chef en el parque Jose Antonio Agirre. Además de viernes a domingo, de 17.30 a 20.30 horas, los bajos del hogar del jubilado se exhibirán trabajos manuales. Los fuegos artificiales serán a las 23.00 horas junto al gaztetxe.

Fotos

Vídeos