Un fallo en el cinturón propició la caída de una niña en una barraca en Elorrio

El Ayuntamiento permitió ayer la reapertura del 'Grillo loco' .
El Ayuntamiento permitió ayer la reapertura del 'Grillo loco' . / Y. R.

El Ayuntamiento autorizó ayer su reapertura tras subsanarse el problema pero impidiendo el acceso a toda persona que mida menos de un metro de estatura

YOLANDA RUIZ ELORRIO.

Un «incorrecto funcionamiento» en el cinturón de seguridad propició que una pequeña de entre nueve y diez años saliera despedida el lunes por la tarde de una de las sillas de una barraca en Elorrio.La minuciosa investigación que llevó a cabo el martes por la tarde un técnico contratado por el Ayuntamiento de la villa determinó el fallo de este dispositivo durante una de las numerosas pruebas que se llevaron a cabo ese día en el ‘Grillo loco’, según indicó ayer la alcaldesa de la localidad,Idoia Buruaga. Recalcó, no obstante, que este mecanismo es «un elemento más de seguridad, pero el que realmente garantiza la seguridad de los usuarios es la estructura de hierro que sella la silla y esta funcionó correctamente. Se comprobó que todos los sistemas de bloqueo estaban bien».

Una vez modificado el cinturón de seguridad en la atracción conocida popularmente como ‘El Saltamontes’ y ante el veredicto favorable del técnico sobre las buenas condiciones de la barraca, el Ayuntamiento procedió a autorizar la reapertura de la instalación en la tarde de ayer. Ha impuesto, sin embargo, una serie de condiciones, que pese a no ser obligatorias en el uso de este tipo de atracciones festivas si son recomendables, para permitir que la barraca volviera a deleitar a pequeños y mayores dentro de las Ferixa Nausikoak.

El propietario, según explicó la alcaldesa, aceptó la propuesta trasladada desde el Ayuntamiento para que se indicase en la cabina de mandos la prohición del acceso a las sillas a toda aquella persona que tenga menos de un metro de estatura. Además, todos los menores cuya altura esté registrada entre un metro y 1,40 deberán montarse acompañados de una persona adulta. Únicamente quienes «midan más de 1,40 podrá acceder sin el acompañamientode una persona adulta», matizan desde el Consistorio de la villa elorriarra.

Control riguroso

La primera edil informó también que para que se cumplan estas recomendaciones se ha procedido a instalar una tabla con la que poder llevar a cabo las mediciones en los casos que se requiera. Idoia Buruaga indicó que el propietario del ‘Saltamontes’ había aceptado las condiciones impuestas, por lo que esperaba no hubiera ningún problema. En cualquier caso, el Consistorio se encargará de ejercer «un control riguroso para comprobar que se cumple lo pactado», matizó la mandataria. Agentes de la Policía Municipal se encargarán de inspeccionar la buena marcha para lo que resta de las fiestas de Elorrio. Buruaga informó también de que la niña, que sufrió heridas leves en la caída, se encontraba ayer perfectamente.

Temas

Elorrio

Fotos

Vídeos