Elorrio tira de la morcilla para dinamizar el turismo desde el viernes al domingo

MANUELA DÍAZ DURANGO.

'Elorrioko buzkantza, zazpi libra ta bost ontza' (La buzkantza de Elorrio pesa siete libras y cinco onzas). Con esta antigua tonadilla Elorrio deja patente que son maestros en la elaboración de este producto chacinero. Su buena mano podrá comprobarse en la quinta edición de la 'Buzkantza Jaia' que se celebra en la villa desde el viernes al domingo. Entre las trece carnicerías de diferentes lugares del Duranguesado que habían inscrito en el concurso cuatro han sido seleccionadas para la final.

Para su elección, Elorrio no ha escatimado con el jurado y un año más incluye a reconocidos restauradores como el zornotzarra Beñat Ormaetxea. del Jauregibarria de Amorebieta-Etxano; Iñigo Fuertes, del Akebaso de Atxondo, Eneko Ordorika, del Zallo Barri Jatetxea de Gernika, y los durangueses Iñaki Uribe e Iñigo Kortabitarte del Saltxan y Kobika. Con esta iniciativa el Ayuntamiento de Elorrio trata de dinamizar la hostelería, el comercio y el turismo a través de una de las bases de la gastronomía local que hicieron famoso al municipio.

La jornada arrancará el viernes y se centrará en la degustación de morcillas elaboradas por las carnicerías y que se catarán en las sociedades gastronómicas, de 12.00 a 14.30 horas. Una hora antes, el Ayuntamiento facilitará los cupones con los que se podrán degustar las cuatro morcillas finalistas regadas con vino o agua por cinco euros y votar su favorita. La identidad del ganador se dará a conocer a las 14.45 horas en la plaza.

A lo largo de esa mañana, el frontón de la plaza y el pórtico de la basílica acogerán una feria de productores y artesanos, en la que participarán una treintena de puestos, nueve de ellos de Elorrio. Desde ese día y hasta el domingo, catorce establecimientos hosteleros de la villa sacarán a la venta pintxos elaborados a base de morcilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos